viernes, 15 de julio de 2016

Medicamentos de alto costo: UE plantea licencias obligatorias y patentes más cortas

Redacción Médica, 14 de julio de 2016

Los nuevos medicamentos contra la hepatitis C, particularmente sofosbuvir, han hecho que el progresivo incremento del precio de los fármacos innovadores, un problema latente en todos los países miembro de la Unión Europea, se haya convertido en una amenaza para los sistemas sanitarios que necesita ser atendida de forma urgente.

La Comisión Europea está planteando ideas e iniciativas a los estados para poner coto a este problema, que además limita el acceso a determinadas terapias. Entre ellas, según Fernando Lamata, miembro del panel o comité de expertos con el que cuenta Bruselas para el asesoramiento en cuestiones sanitarias, modificar el sistema de patentes.

Concretamente,se manejan propuestas como aprobar “licencias obligatorias” (competencia que solo tienen los países) en terapias muy costosas “para evitar muertos”, condiciones de negociación “más justas” y que “el precio esté conectado, de verdad, a los costes de investigación y desarrollo”.  

Y es que, para Lamata, la negociación de los precios de estos productos "se lleva a cabo en el marco que dispone la industria farmacéutica", que además “disfruta de una situación de monopolio con su producto innovador abusiva". Todo ello les permite proponer un precio "exorbitado" de inicio, con lo que el coste financiado acaba siendo "excesivo".

Asimismo, el ‘sabio’ de la UE ha avisado de que los precios que proponen los laboratorios están un 6.000 por ciento por encima de su coste de producción y recuerda los medicamentos “no son productos financieros, sino que pertenecen al ámbito de los derechos humanos”. Además, ha propuesto que si se logran reducir los tiempos para que los fármacos sean comercializados, también se acorte el plazo de protección por patente.

Estas cuestiones se han abordado en una jornada celebrada en el Parlamento Europea, en la que los parlamentarios han destacado la necesidad de una mayor colaboración entre los estados en esta materia y de más transparencia. En este sentido, Olga Cabezón, del Partido Socialista Europeo, ha criticado particularmente la situación generada por la hepatitis C y el sofosbuvir (y su alto precio) y que la Comisión no haya tomado medidas “para acabar con este abuso de predominio en el mercado”