lunes, 18 de julio de 2016

Argentina: GOBIERNO ENVIO PROYECTO DE AGENCIA DE EVALUACION DE MEDICAMENTOS Y TECNOLOGIAS

18 de julio de 2016
 
El gobierno envió al Congreso Nacional el proyecto de Ley que crea la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET) que realizará los estudios y las evaluaciones de medicamentos, productos médicos e instrumentos, técnicas y procedimientos clínicos y quirúrgicos con “criterios de eficacia, efectividad, equidad, costo/efectividad en beneficio del interés comunitario”.
El proyecto-que anticipó Pharmabaires-crea la AGNET como organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Salud y tendrá un consejo directivo integrado por un presidente, vicepresidente y tres vocales, con un mandato por seis años, renovable por un período similar.
Todos los directivos serán elegidos por el presidente y menciona como único requisito la idoneidad y “reconocido prestigio profesional”.
El Consejo Asesor estará integrado por nueve miembros elegidos entre asociaciones académicas, científicas, productores de tecnologías, agremiaciones médicas, el Consejo de Obras y Servicios Sociales de la República Argentina, organizaciones no gubernamentales y “profesionales idóneos”.
Además, se crea un Consejo de Evaluación, con la participación de la Defensoría del Pueblo, la Superintendencia de Servicios de Salud, financiadores del sistema y el Consejo Federal de Salud.
El proyecto no precisa que entidades académicas serán convocadas pero los impulsores del proyecto –en especial el grupo Medeos del cual el ministro de salud Jorge Lemus es miembro- oportunamente mencionó a las Asociación Médica Argentina y a las facultades de medicina. (La posición del grupo Medeos, en extenso, fue publicada en nuestra nota anterior aún en portada).
Tampoco menciona específicamente en que consejo participará la industria farmacéutica, pero se supone que estará integrada al Consejo Asesor junto con los productores de tecnología.
El proyecto precisa que la AGNET será un órgano de consulta “en procesos judiciales de índole sanitario” y su función es independiente y  al margen de la ANMAT, que preserva sus funciones y atribuciones.
En los fundamentos del proyecto se sostiene que el objetivo es “eficientizar la asignación del gasto sanitario” y “avanzar hacia un sistema de salud más equitativo y en armonía con los lineamientos de la OMS”.