lunes, 18 de agosto de 2014

la sal de la vida: Consumo global de sodio y muertes por enfermedades cardiovasculares en el NEJM


N Engl. J Med, 14 de agosto 2014
Antecedentes: La ingesta elevada de sodio aumenta la presión arterial, un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular, pero los efectos de la ingesta de sodio en la mortalidad cardiovascular global son inciertos.
Métodos: Se recogieron los datos de las encuestas sobre la ingesta de sodio según lo determinado por la excreción urinaria y la dieta en personas de 66 países (que representan el 74,1% de los adultos de todo el mundo), y utilizamos estos datos para cuantificar el consumo mundial de sodio de acuerdo con la edad, el sexo, y el país. Los efectos del sodio sobre la presión arterial, de acuerdo con la edad, la raza, y la presencia o ausencia de hipertensión, se calcularon a partir de datos en un nuevo meta-análisis de 107 intervenciones aleatorias, y los efectos de la presión arterial en la mortalidad cardiovascular, de acuerdo a la edad, se han calculado a partir de un meta-análisis de cohortes. La mortalidad por causas específicas se deriva del Global Burden of Disease Study 2010. Usando la evaluación comparativa de riesgos, estimamos los efectos cardiovasculares de la ingesta de sodio actual, en comparación con una ingesta de referencia de 2,0 g de sodio por día, según la edad, el sexo, y el país.
Resultados: En 2010, el nivel medio estimado de consumo de sodio global fue 3,95 g por día, y los niveles medios regionales variaron de 2,18 a 5,51 g por día. A nivel mundial, se produjeron 1,65 millones de muertes anuales por causas cardiovasculares (95% intervalo de incertidumbre [intervalo de confianza], 1,10 millones a 2,22 millones de dólares) que se atribuyeron a la ingesta de sodio por encima del nivel de referencia; 61,9% de estas muertes ocurrieron en los hombres y el 38,1% ocurrieron en mujeres. Estas muertes representaron casi 1 de cada 10 muertes por causas cardiovasculares (9,5%). Cuatro de cada 5 muertes (84,3%) ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos, y 2 de cada 5 muertes (40,4%) fueron prematuros (antes de los 70 años de edad). La tasa de muerte por causas cardiovasculares asociados con la ingesta de sodio por encima del nivel de referencia fue más alta en el país de Georgia y la más baja en Kenia.
Conclusiones: En este estudio de modelado, 1,65 millones de muertes por causas cardiovasculares ocurridas en 2010 se atribuyeron al consumo de sodio por encima de un nivel de referencia de 2,0 g por día. 
 
el trabajo
Dariush Mozaffarian, Saman Fahimi, Gitanjali M. Singh, et al . for the Global Burden of Diseases Nutrition and Chronic Diseases Expert Group (NUTRICODE)
Global Sodium Consumption and Death from Cardiovascular Causes
N Engl J Med 2014; 371:624-634August 14, 2014DOI: 10.1056/NEJMoa1304127
Disponible en http://bit.ly/1pYfXn0