lunes, 10 de febrero de 2014

“Tratamiento farmacológico de la hiperglucemia en la diabetes tipo 2” nuevo Boletín INFAC

Boletín INFAC
Volumen 21, nº 9 2013

10 de febrero 2014

La diabetes mellitus tipo 2 (DM 2) es una enfermedad crónica con un gran impacto en la morbilidad y mortalidad y en el consumo de recursos sanitarios. Su manejo es complejo y requiere un enfoque individualizado, que incluye la promoción de estilos de vida saludables, la educación sanitaria, el control de la cifras de glucemia y de los factores de riesgo cardiovascular. Uno de los objetivos principales de su tratamiento es la prevención de complicaciones micro y macrovasculares, ya que la morbi-mortalidad de la diabetes está relacionada fundamentalmente con la enfermedad cardiovascular.

Por otro lado, la multimorbilidad en los pacientes diabéticos es más la norma que la excepción, por lo que su tratamiento implca una evaluación continua de los objetivos y prioridades en la salud, así como de la idoneidad de los tratamientos.
Esta complejidad contrasta con la visión simplista y excesivamente «glucocentrista» que determina la investigación, los requisitos para el registro de fármacos, el manejo clínico y los objetivos en la gestión de la enfermedad. Así, la hemoglobina glicosilada (HbA1c) es el parámetro principal que se utiliza para evaluar la eficacia de las intervenciones, la calidad de la atención a personas con diabetes y el registro de los fármacos, basándose en laasunción de que la HbA1c es una medida subrogada válida para predecir el riesgo de complicaciones de la enfermedad.

Hace 15 años, el estudio UK Prospective Diabetes Study (UKPDS) 1,2 mostró que un control más estricto de la HbA1c , en torno al 7%, disminuía el riesgo de complicaciones microvasculares. Para los resultados macrovasculares se dieron resultados más favorables con metformina que con sulfonilureas e insulina. Este estudio supuso
un hito importante que, sin duda, ha contribuido a una mejora en el conocimiento y en el manejo de la DM 2. Sin embargo, a partir de 2007, en un contexto en el que se ha generalizado el uso de otras intervenciones, como la deshabituación tabáquica, el tratamiento de la hipertensión o el uso de estatinas, la publicación de tres ensayos clínicos ha puesto en duda los supuestos beneficios de un control glucémico intensivo. 1,4 Es posible que el margen de mejora para disminuir eventos cardiovasculares al intensificar el tratamiento hipoglucemiante sea demasiado pequeño como para justificar los inconvenientes para los pacientes, los riesgos de losfármacos antidiabéticos y el gasto creciente.


A medida que se cuenta con más experiencia de uso y más información sobre los fármacos hipoglucemiantes, afloran problemas de seguridad relevantes, como el infarto de miocardio por rosiglitazona, las fracturas y posible cáncer de vejiga por  pioglitazona o la posible pancreatitis por agonistas del GLP-1 e
inhibidores de la DPP-4.
El gasto en fármacos para la diabetes se ha duplicado en 6 años en nuestro medio, debido a un claro desplazamiento de la prescripción hacia los nuevos fármacos, hecho que responde más a una estrategia de marketing que a ventajas clínicas reales (ver figuras 1 y 2).


El objetivo de este INFAC es resumir las recomendaciones para el tratamiento farmacológico de la hiperglucemia en la DM 2, que se recogen en la «Guía de Práctica Clínica sobre Diabetes tipo 2 de la CAPV» 7, que actualiza la guía de 2008 del Ministerio de Sanidad de Consumo.



SUMARIO


• Editorial

• ¿Cuáles son las cifras objetivo de hemoglobina glicosilada en pacientes con dm 2?

• ¿Cuál es el tratamiento farmacológico inicial del paciente diabético tipo 2 que no alcanza criterios de control glucémico adecuados?

• ¿Cuál es el tratamiento farmacológico de elección en caso de fracaso de monoterapia?

• ¿Cuál es el tratamiento farmacológico de elección en caso de fracaso de la doble terapia?

• ¿Cuál es la eficacia y seguridad de los análogos de insulina en comparación con la insulina humana en pacientes con DM 2?

• Cuando se inicia el tratamiento con insulina, ¿se debe continuar el tratamiento de antidiabéticos orales? ¿está justificada la asociación de insulina con análogos del GLP-1?


Texto completo http://bit.ly/1lq88n2