viernes, 10 de enero de 2014

Calidad de los informes de efectos adversos en las revisiones sistemáticas de estudios publicados.



BMJ, 08/01/2014


Objetivos: Evaluar la calidad de los informes sobre daños en revisiones sistemáticas, y determinar la necesidad de guías específicas para informar para las revisiones de los daños.

Diseño: Revisión sistemática.

Fuentes de datos: Revisiones Sistemáticas Cochrane (CDSR) y Base de Datos de Resúmenes de Revisiones de Efectos (DARE).

Métodos de revisión: Se realizaron búsquedas en estas bases de datos de revisiones sistemáticas que tuvieran un efecto adverso como variable principal, publicadas entre enero de 2008 y abril de 2011. Los eventos adversos incluyeron reacciones adversas, daños o complicaciones asociados con cualquier intervención de asistencia sanitaria. También se incluyeron los artículos con un objetivo primordial de investigar el perfil de seguridad completo de una intervención. Elaboramos una lista de 37 elementos para medir la calidad de los informes sobre los daños en cada revisión, los datos fueron recolectados como resultados dicotómicos ("sí" o "no" para cada elemento).

Resultados: De 4.644 artículos identificados, 309 fueron revisiones sistemáticas o metanálisis que evaluaban principalmente daños (13 de CDSR; 296 de DARE). A pesar de un corto intervalo de tiempo, la comparación entre los años 2008 y 2010-11 no mostró ninguna diferencia en la calidad de la información en el tiempo (P = 0,079). En menos de la mitad de las revisiones (proporción de artículos 0,46 (intervalo de confianza del 95%: 0,40 a 0,52)) los títulos no mencionaban ningún término relacionado con daño. En casi un tercio de las revisiones DARE (0,26 (0,22-0,31)) no se definieron claramente los eventos adversos evaluados, ni tampoco se especificaron los diseños de los estudios seleccionados para su inclusión en la sección de métodos. Casi la mitad de las revisiones (n = 170) no tuvieron en cuenta los factores de riesgo del paciente o la duración del seguimiento en la revisión de los daños de una intervención. De 67 revisiones de las complicaciones relacionadas con cirugía u otros procedimientos, sólo cuatro (0,05 (0,01 a 0,14)) informaron de la cualificación profesional de los individuos involucrados. El general, sin ponderar, la proporción de opiniones con buenos informes fue de 0,56 (0,55 a 0,57); las proporciones correspondientes fueron 0,55 (0,53-0,57) en el 2008, 0,55 (0,54 a 0,57) en 2009, y 0,57 (0,55 a 0,58) en el año 2010 - 11.



Conclusión: Las revisiones sistemáticas empeoran el informe deficiente de datos sobre daños en los estudios primarios, al no informar sobre los daños o hacerlo de forma inadecuada. Una mejora de la notificación de eventos adversos en las revisiones sistemáticas es un paso importante para una evaluación equilibrada de una intervención.


Zorzela L, Golder S, Liu Y, Pilkington K, Hartling L, Joffe A, Loke Y, Vohra S. Quality of reporting in systematic reviews of adverse events: systematic review. BMJ. 2014 Jan 8;348:f7668. doi: 10.1136/bmj.f7668.