martes, 15 de abril de 2014

Polonia: GlaxoSmithKline (GSK), acusada de sobornar a médicos





La trama ha sido revelada por la cadena de televisión británica BBC

Redacción Médica, 14 de abril de 2014



La sombra del soborno vuelve a planear sobre la estrategia de promoción de productos en varios países de GlaxoSmithKline (GSK). La multinacional anglosueca está siendo investigada en Polonia por presuntos sobornos a médicos con el fin de promocionar su antiasmático Seretide.

Esta información ha sido revelada por el programaPanorama, de la cadena de televisión británica BBC. Según esta fuente, once médicos y un gerente regional de GSK estarían acusados por actividades relacionadas con la corrupción cometidas entre 2010 y 2012, y que tuvieron que ver con la promoción de Seretide en el país.

Jarek Wisniewski, exrepresentante de ventas de GSK en la región polaca de Lodz, es quien ha revelado que personas relacionadas con la compañía pagaban a médicos para que éstos recetaran el fármaco. Wisniewski explica que, si bien las facturas entregadas a los médicos se hacían pasar por unos servicios "educativos", consistentes en unas charlas a los pacientes sobre las medicinas, en realidad el objetivo era que se firmase una cantidad de recetas.


En este sentido, las autoridades polacas han encontrado documentos entregados por GSK a los médicos relacionados con estos supuestos sobornos en varios centros sanitarios y no hallaron pruebas de ningún tipo de servicio "educativo". "A cambio de un beneficio financiero, los médicos favorecían el producto propuesto por la compañía farmacéutica y recetaban el fármaco", indica un portavoz de la fiscalía de Lodz.

Respecto a esta polémica, GSK ha emitido un comunicado en el que asegura que en 2011 tuvo noticia de estas prácticas y ya tomó medidas contra uno de sus trabajadores, que fue “reprendido y castigado”. Asimismo, afirma que está colaborando con las autoridades polacas en esta cuestión y que está de acuerdo en que “hay una necesidad de modernizar las interacciones entre la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios para garantizar los intereses de los pacientes y eliminar la percepción de un conflicto de intereses .. Esta es la razón por la que hemos hecho, y seguiremos haciendo cambios fundamentales en nuestro negocio, como la apertura de acceso a nuestros datos de los ensayos clínicos, modificar la forma en que pagamos a nuestros representantes de ventas y detener los pagos a los profesionales de la salud para los contratos de discurso y de la asistencia a médicos conferencias”.


Hay que recordar que la compañía que preside James Witty también ha sido y sigue siendo investigada en China, dado que sus directivos están acusados de haber pagado millones de dólares en sobornos a hospitales y médicos para promover sus ventas en el país.



http://bit.ly/Q9YxGK