jueves, 31 de enero de 2013

Nuevo número del boletín INFAC: “Heparinas de bajo peso molecular en atención primaria”


CEVIME, 30 de enero 2013
Introducción

Las heparinas de bajo peso molecular (HBPM) se obtienen por despolimerización química o enzimática de la heparina estándar o no fraccionada (HNF). A diferencia de ésta, presentan una elevada biodisponibilidad, incluso administradas por vía subcutánea (del 85-95%), un nivel en sangre predecible con escasa variabilidad individual y una vida media mayor. Ello permite su administración por vía subcutánea cada 12 ó 24 h, a dosis fijas, sin necesidad de controles

analíticos para monitorizar la respuesta anticoagulante o de ajustes de dosis, a menos que la obesidad mórbida o la insuficiencia renal avanzada estén presentes1,2.

 

Actualmente se dispone de 5 HBPM comercializadas en España: bemiparina, dalteparina, enoxaparina, nadroparina y tinzaparina. Se diferencian básicamente en el método de fraccionamiento y en su peso molecular, siendo menos relevantes sus diferencias en actividad, por lo que en la práctica se las puede considerar terapéuticamente

equivalentes, aunque no intercambiables. Por tanto, se debe respetar su indicación, dosificación y modo de empleo (ver tabla 1).

 

En las últimas décadas han aparecido múltiples estudios que avalan a las HBPM como un tratamiento, cuando menos tan seguro y eficaz y más coste-efectivo que las heparinas no fraccionadas, en la profilaxis y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa

(ETV) que incluye tanto la trombosis venosa profunda (TVP) como el tromboembolismo pulmonar (TEP), considerándose los fármacos de elección en la prevención del tromboembolismo venoso. A ello hay que añadir algunas ventajas de tipo farmacológico, como su fácil manejo y sus escasos efectos secundarios (ver tabla 2)1,2. De hecho,

han permitido que se pueda tratar la TVP a nivel extrahospitalario, cuando anteriormente se trataba exclusivamente en el hospital.

 

Esto ha llevado a que surja una preocupación entre los médicos de familia, ya que la frecuencia de prescripción de estas heparinas es cada vez mayor en atención primaria, pero existe una carencia de información y guías de apoyo3,4.

 

Aunque las HBPM tienen las indicaciones autorizadas de profilaxis y tratamiento de la ETV, en este boletín nos centraremos en abordar la tromboprofilaxis, el uso en situaciones especiales y sus principales efectos adversos.

 

 SUMARIO

 INTRODUCCIÓN

PROFILAXIS DE LA ENFERMEDAD TROMBOEMBÓLICA VENOSA

INDICACIONES CONTROVERTIDAS

• Traumatismos de miembros inferiores (escayolas, esguinces)

• Viajes de larga duración

 USO EN SITUACIONES ESPECIALES

• Ancianos

• Obesos

• Insuficiencia renal

• Embarazadas

EFECTOS ADVERSOS


numero completo disponible en http://bit.ly/XZan6m