viernes, 4 de marzo de 2016

Triple Whammy . INFARMA Vol. 7 Nº 3 · Diciembre de 2015



Servicio Canario de la Salud, marzo 2016.
Introducción
Las reacciones adversas derivadas de la utilización de medicamentos (RAM) son una causa importante de ingresos hospitalarios. La insuficiencia renal aguda (IRA) es una de estas RAM. La tasa de incidencia de ingresos hospitalarios relacionados con IRA en España en 2011 fue de 5 por cada 10.000 habitantes1. Una publicación nacional reciente sitúa la incidencia de IRA durante la hospitalización en 9,6 casos por cada 1.000 pacientes de un hospital de tercer nivel, estando relacionados con medicamentos un 54,1% de los casos2, sobre todo con diuréticos y fármacos que actúan sobre el sistema renina-angiotensina (SRA) y, con mayor frecuencia en pacientes mayores, hipertensos y/o con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC). 
 
Hay evidencias que apuntan a un aumento del riesgo de sufrir un episodio de IRA por medicamentos en pacientes susceptibles tratados simultáneamente con diuréticos, inhibidores del sistema renina-angiotensina (IECAS o ARA II) y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) incluyendo los inhibidores de la COX-23,4, constituyendo una triada peligrosa. Esta triple combinación, y los efectos adversos que produce, se ha denominado en la literatura como Triple Whammy (TW), ”triple golpe o sacudida”5.
En esta publicación se revisa cómo y bajo qué circunstancias desencadenantes se produce el daño renal con esta combinación de fármacos y se proponen medidas de adecuación terapéutica con el objetivo de minimizar riesgos.


Número completo disponible en http://bit.ly/21VSwjT