jueves, 17 de marzo de 2016

Seguridad del paciente 2030


El principio fundamental de la medicina, "primero no hacer daño", parece una obviedad para brindar atención médica de alta calidad. Sin embargo, solo en el Reino Unido, en promedio, se informa un incidente de daño al paciente cada 35 segundos. Desde la publicación por parte del Instituto de Medicina del informe To Err is Human en 1999, se ha priorizado la mejora de la presentación de informes sobre daños y la aplicación de medidas para mejorar la seguridad del paciente en todo el mundo.

En la década y media desde To Err is Human, la seguridad se ha incrustado en el léxico de los responsables políticos, profesionales de la salud y los medios de comunicación en los países más desarrollados. Hemos desenredado algunas de las causas fundamentales de error y puesto en marcha intervenciones específicas que han mostrado grandes promesas para reducir el daño al paciente. Por otro lado, la investigación y la intervención se siguen concentrando en determinados medios de atención de la salud y como graves prioridades de la política, la seguridad y la calidad han recibido mucha menos atención de la que merecen, en los países en desarrollo.
Sin embargo, las estadísticas, tales como las descritas para el Reino Unido muestran claramente que aún queda mucho por hacer.

Con este informe se ha llegado a un punto de inflexión. Si vamos a salvar más vidas y reducir significativamente el daño al paciente es necesario adoptar un enfoque integral y sistemático que se extienda a través de fronteras profesionales, culturales, tecnológicos y de procedimiento.

Es la esperanza que emerjamos colectivamente con mayor claridad sobre las herramientas disponibles para reducir los daños y los principios que sustentan su despliegue para catalizar y sostener un movimiento verdaderamente global sobre la seguridad del paciente.

A medida que cambiemos nuestra atención en los próximos 15 años de la seguridad del paciente, recordemos por qué estamos aquí. Durante demasiado tiempo se ha pensado que el daño al paciente es inevitable, de que nada se puede hacer.
Pero mantener seguros a los pacientes es una parte fundamental de la atención. Este es un llamado a la acción en muchos frentes y para muchos actores

Los días 8-10 de marzo de, 2016, se lanzaron dos informes del Instituto Nacional de Investigación en Salud (National Institute for Health Research Imperial Patient Safety Translational Research Centre ). Uno de ellos es Seguridad del paciente 2030.



el documento
Yu A, Flott K, Chainani N, Fontana G, Darzi A. Patient Safety 2030. London, UK: NIHR Imperial Patient Safety Translational Research Centre, 2016.