sábado, 20 de febrero de 2016

Dar a información sobre sus hábitos de prescripción a médicos hiperprescritores puede reducir el uso excesivo de antibióticos


The Lancet, 18 de febrero de 2016
 

La prescripción innecesaria de antibióticos contribuye a la resistencia a los antimicrobianos. En este ensayo, que tuvo como objetivo reducir las prescripciones innecesarias de antibióticos por los médicos generales (GP) en Inglaterra. 
 

Métodos: En este ensayo factorial 2 x 2 aleatorizado, se utilizaron las bases de datos disponibles públicamente para identificar las clínicas de GP cuya tasa de prescripción de antibióticos estaba por encima del 20% de los Equipos Locales de Área del Servicio Nacional de Salud (NHS). Las clínicas elegibles fueron asignadas aleatoriamente (1: 1) a dos grupos por secuencia de asignación generada por computadora, estratificando por Equipo Local Área del NHS. Los participantes, pero no los investigadores, fueron cegados a la asignación de grupos. El 29 de septiembre de 2014, se envió una carta a todos los GP del grupo de intervención de información del Director General de Salud de Inglaterra y un folleto sobre los antibióticos para su uso con los pacientes. La carta decía que la clínica estaba prescribiendo antibióticos con una tasa superior al 80% de respecto de las clínicas de los Equipos Locales de Área del NHS. Los médicos en el grupo de control no recibieron ninguna comunicación. La muestra fue re-asignada al azar en dos grupos, y en diciembre de 2014, fueron enviadas a las clínicas de GP, bien la información centrada en el paciente promoviendo la reducción del uso de antibióticos o bien no recibir ninguna comunicación. La medida de resultado primario fue la tasa de elementos de antibióticos dispensados por cada 1000 habitantes ponderada, controlando por prescripción pasada. El análisis fue por intención de tratar. Este ensayo se ha registrado en el registro ISRCTN, número ISRCTN32349954, y se ha completado. 
 

Recomendaciones: Entre el 8 y el 26 de septiembre de 2014, se reclutaron y asignaron 1.81 consultas de medicina general a la intervención a los grupos de retroalimentación (n = 791) o control (n = 790). Se enviaron cartas a los 3.227 médicos del grupo de intervención. Entre octubre de 2014 y marzo de 2015, el índice de elementos antibióticos dispensados por cada 1000 habitantes 126,98 (IC del 95%: 125,68-128,27) en el grupo de intervención de información y 131,25 (130,33-132,16) en el grupo control, una diferencia de 4,27 (3,3%; tasa de incidencia [IRR] 0,926 [IC del 95%: 0,957-0,977]; p menor 0,0001), lo que representa una estimación de 73.406 menos elementos antibióticos dispensados. En diciembre de 2014, las clínicas de GP fueron re-asignadas a los grupos de intervención centrada en el paciente (n = 777) o control (n = 804). La intervención centrada en el paciente no afectó significativamente la principal medida de resultado entre diciembre de 2014 y marzo de 2015 (elementos de antibióticos dispensados por cada 1000 habitantes: 135,00 [95% CI 133,77-136,22] en el grupo de intervención centrado en el paciente y 133,98 [133,06-134,90] en el grupo de control; IRR para la diferencia entre los grupos 1,01; IC del 95%: 1,00-1,02; p = 0,105).
 

Interpretación: La retroalimentación de una norma social por un mensajero emisor de alto perfil puede reducir sustancialmente la prescripción de antibióticos a un bajo coste y a escala nacional; este resultado hace que sea una valiosa adición a los programas de administración de antimicrobianos.



el trabajo

Hallsworth, M, Chadborn, T, Sallis, A et al.

Provision of social norm feedback to high prescribers of antibiotics in general practice: a pragmatic national randomised controlled trial.

Lancet. 2016; (published online Feb 18.) DOI: 10.1016/S0140-6736(16)00215-4.



en