jueves, 25 de abril de 2013

Brasil impulsa la producción de drogas base para medicamentos

Mônica Scaramuzzo, El Cronista comercial 25-04-13
Importan el 70% de los principios activos básicos para los remedios. Planean invertir R$ 35.000 millones en estimular la producción nacional



La producción brasileña de principios activos para remedios recibirá un fuerte estímulo del ministerio de Salud. El país importa cerca de 70% de sus necesidades, afirmó a Valor el ministro de Salud, Alexandre Padilha. “Vamos a priorizar las Asociaciones de Desarrollo Productivo (PDPs, sigla en portugués) que incluyen la producción de remedios y de principios activos. Rechazamos propuestas que no contemplaban la verticalidad de la producción”.
Entre este año y 2016, el gobierno tendrá un presupuesto de R$ 35.000 millones, disponibles para la adquisición de remedios. “Ese es el mayor valor invertido por el gobierno y forma parte de la estrategia de la presidenta Dilma (Rousseff) de estimular la producción nacional, una iniciativa que involucra a los laboratorios públicos y privados”, dijo Padilha.
El ministerio de Salud firmó 64 PDPs, que involucran 15 laboratorios nacionales y cera de 40 farmacéuticas privadas. Esas asociaciones son para la transferencia de tecnología de producción de remedios a laboratorios públicos. El gobierno garantiza la compra de esos productos.
Padilha anunciará en mayo diez nuevas PDPs para remedios biológicos. "Hoy, tenemos 14 en total, que involucran biosimilares (copias de biológicos) y vacunas. Las nuevas asociaciones incluirán remedios para el cáncer y enfermedades inflamatorias crónicas".

Las PDPs estimulan la nacionalización de importantes remedios. En los últimos años, la importación de remedios superó la de principios activos, en especial por los altos costos de los productos para tratamientos complejos. El gobierno responde por alrededor de 60% de las compras de biológicos en el país. A pesar de que los biológicos equivalen a cerca de 5% de los remedios comprados por el ministerio de Salud, representan 43% de los gastos.


Con los biosimilares nacionales, el ministerio planea economizar R$ 4.000 millones en las compras para el Sistema Único de Salud (SUS).
En 2012, el déficit de la balanza comercial de salud cerró en torno de u$s 11.000 millones, casi el mismo valor del año anterior, que fue record. Sobre el total, u$s 6.114 millones correspondieron a la compra de remedios listos y u$s 2.612 millones de principios activos.
El país también importa equipos de diagnósticos. "En los últimos cuatro años, las importaciones de medicamentos subieron 56%, en especial con biológicos. En el mismo período, las importaciones de principios activos crecieron 25%", afirmó José Correia da Silva, presidente de la Asociación Brasileña de Industria Farma-química y de Insumos Farmacéuticos (Abiquifi), que defiende un incentivo específico al sector privado, no solamente vinculado al programa del gobierno.
Para fortalecer la verticalidad de la producción en el país, las PDPs podrán incluir más de una empresa privada para viabilizar la nacionalización de principios activos, en especial biológicos. "Podemos aceptar empresas que resistieron en el país, fortalecer sus capacidades para que aprovechen las políticas de PDPs. En un segundo momento, pueden aumentar su producción", dijo Padilha.
Brasil tiene actualmente 34 industrias productoras de principios activos. Del total, solo ocho son independientes -las otras son laboratorios nacionales y multinacionales que también producen insumos para consumo propio.
Las farmacéuticas multinacionales figuran entre las mayores 40 importadoras del país, de acuerdo con datos de la Secretaria de Comercio Exterior (Secex). La alemana Bayer, que ocupa el puesto 23 entre las importadoras más importantes, aumentó 13,5% sus compras externas en el primer bimestre del este año, a u$s 156,9 millones.
Según Theo Van der Loo, presidente de la compañía en Brasil, buena parte de las importaciones es de principios activos para remedios, pero una parte relevante también va a la producción de defensivos agrícolas. "Bayer produce en el país 70% de los remedios que comercializa", dijo. Van der Loo atribuyó el aumento de las importaciones del bimestre al crecimiento de las ventas a finales de 2012. En el ranking nacional de las importadoras más grandes, la suiza Roche aparece en el puesto 35, en el bimestre.
La estadounidense Pfizer está evaluando producir en Brasil los principios activos que utiliza en el país. La empresa compra afuera importantes remedios biológicos que comercializa, como Enbrel (cáncer). La compañía figura en el lugar 27 entre las mayores empresas paulistas importadoras (la empresa no está entre las primeras cuarenta nacionales en el período). En el trimestre, las compras externas de la multinacional crecieron 46,4%, a R$ 92,8 millones.

En el ranking estadual, donde buena parte de los gigantes farmacéuticos está instalado, también figuran las multinacionales Novartis (14), Sanofi (22), Bayer (25) y Astrazeneca (32). Esas empresas importan de sus matrices remedios complejos, que no se producen en el país, además de principios activos.
Para el gobierno, fortalecer a los laboratorios públicos es una manera de garantizar la nacionalización de importantes remedios. Desde el año pasado, se hicieron aportes por cerca de R$ 1.000 millones para estructurar los laboratorios públicos. "Esos recursos se utilizan para aumentar la producción, mejorar la administración, las inversiones en investigación para que puedan estructurarse para producir los biológicos", afirmó Padilha.
De los 15 laboratorios públicos que participan de las PDPs, Fiocruz, Biomaguinhos e Instituto Vital Brazil (IVB), con sede en Rio de Janeiro; Instituto Butantan, de San Pablo; Hemobrás (Empresa Brasileña de Hemoderivados y Biotecnología) y Lafepe (Laboratorio Farmacéutico del Estado de Pernambuco), establecidos en Pernambuco, además de Funed (Fundación Ezequiel Dias), de Minas Gerais, están más avanzados en el proceso de producción de biológicos.

Las inversiones privadas en la producción de biosimilares suman R$ 1.500 millones desde el año pasado, aseguró el ministro. En esos aportes se incluyen las grandes farmacéuticas brasileñas Bionovis -joint venture formada por las compañías nacionales EMS, Hypermarcas, Unión Química y Aché-y Orygen Biotecnología, asociación entre Biolab, Eurofarma y Cristália, además de los laboratorios nacionales Libbs, que anunció la semana pasada una inversión de R$ 200 millones en una nueva planta de biológicos junto con la argentina Chemo, y Biomm, que producirá insulina en el país.
El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep) financiarán buena parte de las inversiones de esas empresas. "Lanzamos el desafío a los empresarios nacionales de invertir en innovación. Queremos que el sector privado asuma esa responsabilidad. Vamos a dar apoyo con la compra gubernamental. La producción nacional garantiza el mayor acceso a remedios, sin la preocupación de la oscilación cambiaria y la reducción de la producción. Brinda más seguridad al paciente", señaló Padilha.
Entre 2011 y el año pasado, vencieron las patentes de dos remedios biológicos, el etanercept y rituximabe. Este año cae la patente del trastuzumabe. Hasta 2021, vencerán las patentes de otros cuatro biológicos. Esa es la oportunidad para que las empresas inviertan en producción de los denominados biosimilares

original en http://bit.ly/Zj13bR