sábado, 3 de enero de 2015

La aprobación de medicamentos en EEUU, máxima en 18 años


Matthew Perrone, The Associated Press , El Nuevo Herald, 2 de enero de 2015
La aprobación de medicamentos de parte de la agencia sanitaria estadounidense alcanzó en 2004 su nivel más alto en 18 años.
La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó el año pasado 41 medicamentos que son los primeros de su tipo, entre ellos un número récord de fármacos para enfermedades raras.
La tasa de aprobación de medicamentos por parte de la FDA es considerada un barómetro de la innovación en la industria farmacéutica y de la eficiencia del gobierno federal en la revisión de terapias nuevas. El total del año pasado fue el más alto desde el máximo histórico de 53 fármacos aprobados en 1996.
La lista de medicinas aprobadas en 2014 incluye 15 productos para las llamadas enfermedades huérfanas, que son condiciones y trastornos raros que afectan a menos de 200.000 personas en Estados Unidos.
El recuento del año pasado, que incluye fármacos para formas raras de cáncer y trastornos metabólicos, superó la de 13 medicamentos para enfermedades huérfanas aprobadas en 2012.
El número récord refleja una tendencia de la industria farmacéutica hacia los medicamentos muy especializados, que a menudo permiten protecciones adicionales de patentes, aprobaciones más rápidas y precios más altos.
Por ejemplo, la FDA concedió el mes pasado la aprobación acelerada de Blincyto, una terapia biotecnológica de la firma Amgen para el tratamiento de una forma rara de leucemia. Poco después, Amgen anunció que el precio del medicamento contra el cáncer —que fortalece el sistema inmunitario del cuerpo— sería de 178.000 dólares por año.
A principios de ese año, la agencia aprobó Myalept para un trastorno metabólico sumamente extraño que afecta a aproximadamente uno de cada millón de personas en Estados Unidos. La medicina de los laboratorios Aegerion Pharmaceuticals cuesta alrededor de 325.000 dólares al año.
Aunque el aumento de medicamentos innovadores es una buena noticia para los enfermos, seguramente avivará el debate sobre el precio de los medicamentos nuevos, pues tanto las aseguradoras como los pagadores públicos se alejan cada vez más de los costos altos.
El principal grupo de presión de las aseguradoras de Estados Unidos, America's Health Insurance Plans (AHIP), pasó gran parte del año pasado haciendo una campaña contra los costos de los nuevos medicamentos innovadores, tanto para enfermedades huérfanas como las más comunes. AHIP y otros grupos se enfocaron en el precio de Harvoni, una nueva píldora para la hepatitis tipo C, que cuesta 94.500 dólares para un suministro de 12 semanas.