viernes, 23 de enero de 2015

Citostáticos orales: ¿qué debemos saber? Boletín INFAC

Volumen 22 • No 8/9 • 2014

CEVIME, 23 de enero de 2015


Introducción

Tradicionalmente, la quimioterapia se ha administrado por vía intravenosa en el ámbito hospitalario; sin embargo, en la última década, debido a la aparición de nuevos agentes terapéuticos de administración oral, se ha producido un aumento importante del uso de los mismos para el tratamiento tanto de procesos neoplásicos como de enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, psoriasis...) 1,2.
La vía oral presenta numerosas ventajas frente a la vía parenteral, tanto para el paciente como para sus cuidadores: mayor comodidad de administración, participación activa del paciente en su tratamiento, menor interferencia con la vida laboral y social y potencial aumento de su calidad de vida 1-3. Además, supone para el sistema sanitario reducción de costos en traslados y uso de recursos 1,2.
A pesar de estas ventajas, hay múltiples factores asociados a la quimioterapia oral que pueden comprometer la seguridad del paciente. Los citostáticos, dado su estrecho margen terapéutico, están habitualmente asociados a un elevado riesgo de efectos adversos, que aumenta cuando son usados en combinación. Además, son susceptibles de presentar interacciones con otros fármacos, alimentos y plantas medicinales, especialmente en pacientes ancianos y polimedicados 3.

Actualmente existe la creencia errónea de que la quimioterapia por vía oral es más segura y menos tóxica que la administrada por vía parenteral3.
Sin embargo, mientras la administración por vía intravenosa en el ámbito hospitalario permite una monitorización multidisciplinar y más estricta del proceso, el uso de citostáticos por vía oral en el domicilio es más susceptible de errores de dosificación y falta de comprensión del tratamiento por parte del paciente o su cuidador, lo que puede contribuir a un incremento de la incidencia de efectos adversos e interacciones, con el riesgo de que puedan pasar desapercibidos1,3. Además, la posible falta de adherencia a la quimioterapia oral resulta un problema significativo, dado que puede
comprometer la eficacia del tratamiento1.

El manejo seguro de la quimioterapia oral exige la colaboración de profesionales sanitarios de distintos niveles asistenciales, quienes deberían contar con una adecuada formación y las destrezas necesarias para la utilización de estos fármacos, además de buscar el consejo de profesionales experimentados en caso de considerarlo oportuno. Adicionalmente, cada uno de estos pacientes debería disponer de un plan de tratamiento, detallado y de fácil acceso, que incluyera diagnóstico, fármaco/s, número de ciclos y duración, además de otros tratamientos concurrentes que estuviera recibiendo (p.ej. Radioterapia) 2.

El objetivo de este boletín es abordar de una manera general las condiciones de uso de los citostáticos orales de mayor con sumo en nuestro medio (en su mayoría de dispensación hospitalaria), centrándonos especialmente en la detección y manejo
de los efectos adversos e interacciones más comunes, y en la manipulación segura de los mismos.


Sumario


Introducción


Aspectos Prácticos De Los Citostáticos Orales Más Prescritos
Alquilantes
Antimetabolitos
Alcaloides de plantas y otros productos naturales
Inhibidores de la Tirosin Kinasa (ITK)
Otros citostáticos
Manejo De Los Efectos Adversos De Los Citostáticos Orales
Interacciones De Los Citostáticos Orales
Recomendaciones Al Paciente Para El Manejo Seguro De Citostáticos Orales Y Gestión De Excretas


número completo en http://bit.ly/1ClrqUn