viernes, 6 de mayo de 2016

Implicancias de las reformas propuestas de Medicare para contrarrestar los elevados precios de medicamentos contra el cáncer


JAMA, 5 de mayo de 2016.

El alto costo de los medicamentos contra el cáncer es ampliamente reconocido como insostenible y constituye una amenaza para la solvencia a largo plazo de los sistemas de atención de salud. El precio de los nuevos medicamentos contra el cáncer a menudo excede los 100.000 dólares por año o curso de tratamiento, y el precio no está relacionado con la novedad del mecanismo de acción del fármaco, las bases reguladoras para su aprobación, o la magnitud de beneficio del medicamento.1 Para tratar estas preocupaciones, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por su sigla en inglés) anunciaron recientemente 6 programas piloto para el programa Parte B destinada a reducir los costos y mejorar el valor.2 El programa Parte B proporciona pagos por medicamentos administrados en el consultorio o en clínicas para pacientes ambulatorios. En 2015, el gasto del Medicare Parte B representó 20 mil millones de dólares.2

En este artículo, se consideran las seis medidas propuestas, que se pondrán a prueba prospectiva con una implementación escalonada, y sus implicancias más amplias para la comunidad oncológica. La discusión se centra en el tratamiento del cáncer, ya que los fármacos oncológicos con frecuencia se administran por infusión, comprenden una parte importante de medicamentos del programa Parte B, y han sido ampliamente criticados por el costo, pero las lecciones se aplican a otros campos.

el artículo
Mailankody S, Prasad V. Implications of Proposed Medicare Reforms to Counteract High Cancer Drug Prices. JAMA. Published online May 05, 2016. doi:10.1001/jama.2016.5998.
en 
http://bit.ly/21IfhUH