viernes, 18 de septiembre de 2015

Reanálisis del Study 329 sobre eficacia y daños de la paroxetina e imipramina en el tratamiento de la depresión mayor de adolescentes




BMJ, 16 de septiembre de 2015


Objetivos: Reanalizar el SmithKline Beecham Study 329 (publicado por Keller y sus colegas en 2001), el objetivo principal de los cuales fue comparar la eficacia y seguridad de la paroxetina y la imipramina respecto del placebo en el tratamiento de adolescentes con depresión mayor unipolar. La nueva iniciativa de reanálisis de ensayos invisibles y abandonados (RIAT) se hizo para ver si el acceso y un nuevo análisis de un conjunto de datos completo en un ensayo controlado aleatorio tendrían implicaciones clínicamente relevantes para la medicina basada en la evidencia.
Diseño: Ensayo doble ciego aleatorizado controlado con placebo.
Ámbito: 12 centros de psiquiatría académicos de América del Norte, del 20 de abril de 1994 al 15 febrero de 1998.
Participantes: 275 adolescentes con depresión mayor de al menos ocho semanas de duración. Los criterios de exclusión incluyeron una serie de trastornos psiquiátricos y médicos comórbidos y tendencias suicidas. Intervenciones: Los participantes fueron asignados al azar a ocho semanas de tratamiento doble ciego con paroxetina (20-40 mg), imipramina (200-300 mg) o placebo.
Principales medidas de resultado: Las variables de eficacia primarias preespecificadas fueron el cambio desde el inicio hasta el final de la fase de tratamiento agudo de ocho semanas en la escala total de la depresión de Hamilton (HAM-D) la puntuación y la proporción de respondedores (puntuación HAM-D ≤8 o reducción ≥50% desde el inicio en la HAM-D) al final del estudio. Los resultados secundarios preespecificados fueron: Los cambios desde el inicio hasta el final en la puntuación de la depresión en K-SADS-L, la impresión clínica global, el checklist de funcionamiento autónomo, el perfil de autopercepción, y la escala de impacto de la enfermedad; los predictores de respuesta; y el número de pacientes que recaen en la fase de mantenimiento. Las experiencias adversas fueron el ser comparados principalmente mediante el uso de estadísticas descriptivas. No se especifico el diccionario de codificación.
Resultados: La eficacia de la paroxetina y la imipramina no fue estadísticamente o clínicamente significativamente diferente del placebo para cualquier resultado de eficacia primaria o secundaria preespecificada. Las puntuaciones HAM-D se redujeron en 10,7 (media de mínimos cuadrados) (95% intervalo de confianza 9,1 a 12,3), 9,0 (7,4 a 10,5) y 9.1 (7.5 a 10.7) puntos, respectivamente, para los grupos de paroxetina, imipramina y placebo (P = 0,20). Hubo aumentos clínicamente significativos de daños, incluyendo ideación y comportamiento suicida y otros eventos adversos graves en el grupo de paroxetina y problemas cardiovasculares en el grupo de la imipramina.
Conclusiones: Ni la paroxetina ni la imipramina a alta dosis mostraron eficacia para la depresión mayor en adolescentes, y se produjo un aumento de los daños con ambos fármacos. El acceso a los datos primarios de los ensayos tiene importantes implicaciones para la práctica clínica y la investigación, entre ellos que las conclusiones publicadas sobre la eficacia y seguridad no deben ser leídos sin posibilidad de error. El nuevo reanálisis del Study 329 ilustra la necesidad de poder disponer de los datos de ensayos primarios y protocolos para aumentar el rigor de la base de evidencia.

el trabajo
Le Noury Joanna, Nardo John M, Healy David, Jureidini Jon, Raven Melissa, Tufanaru Catalin et al. Restoring Study 329: efficacy and harms of paroxetine and imipramine in treatment of major depression in adolescence
BMJ 2015; 351 :h4320
disponible en http://bit.ly/1KzENns