lunes, 31 de marzo de 2014

Acuerdo Transatlántico: amenaza para el sistema de salud europeo



El acuerdo comercial con Estados Unidos beneficiaría a las farmacéuticas en perjuicio de los sistemas sanitarios europeos


Jorge de Lorenzo, La Celosía 27-03-2014




De amenaza a los sistemas de salud europeos califica Health Action Internacional (HAI) las negociaciones de la cuarta ronda de Comercio Transatlántico entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. En un documento refleja las presiones de la industria farmacéutica para salir beneficiada. “El análisis de las cinco propuestas más relevantes para la industria farmacéutica revela una verdadera amenaza para los sistemas sanitarios europeos y la democracia”. HAI denuncia como los cambios en los reglamentos de la propiedad intelectual supondrán períodos más largos de monopolio, precios más altos y nuevos fármacos con valor terapéutico limitado. También resalta como los límites a la fijación de precios y políticas de reembolso socavan las políticas del gobierno para organizar y contener el costo de los medicamentos en los sistemas de salud nacional. Denuncia a su vez los intentos de limitar la transparencia de ensayos clínicos lo que erosiona la política de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Los especialistas europeos exigen divulgación de pruebas clínicas para la seguridad pública.



En Portugal, España y Grecia resulta difícil el acceso a los medicamentos


Los países más afectados por la crisis, entre ellos Portugal, España y Grecia, se han visto obligados a reducir drásticamente su gasto farmacéutico. Los efectos de los estos recortes presupuestarios en materia de acceso a los medicamentos y los servicios de salud son visibles En Grecia más de 6.000 niños se han quedado sin vacunación. 

Según HAI, las negociaciones secretas dan a las grandes farmacéuticas una oportunidad única para decidir la política sanitaria. Por otro lado, denuncia la inexistencia de un análisis independiente de las contribuciones delComercio transatlántico y el Acuerdo de Asociación para Inversiones (TTIP) para el crecimiento económico o creación de empleo. Muchas organizaciones de consumidores, miembros del Parlamento Europeo, sindicatos y grupos de salud han expresado su preocupación de que el acuerdo rebajará los estándares para los consumidores, socavará las políticas de salud y ambientales.

El futuro acuerdo representa una oportunidad única para las farmacéuticas para impulsar su agenda. Esta industria cuenta con uno de los más poderosos grupos de presión a ambos lados del Atlántico. Los laboratorios perciben el acuerdo como una oportunidad única. La Comisión Europea se ha referido en múltiples ocasiones a la lista de deseos de la industria farmacéutica, con la promesa de llevarla a la mesa de negociación.


La Celosía

http://bit.ly/1lI7Ok6