miércoles, 26 de marzo de 2014

La intoxicación por nicotina líquida empieza a ser un problema en EE UU



Presente en los cigarrillos electrónicos, posee neurotoxinas que pueden provocar malestar e, incluso, la muerte en menores, según 'The New York Times'
Carolina García , El País, 24 marzo 2014

 La industria de los cigarrillos electrónicos en Estados Unidos ha sufrido un nuevo traspiés este lunes. The New York Times ha alertado que los líquidos usados en estos dispositivos, cuyo componente principal es la nicotina líquida, son neurotoxinas que pueden ser absorbidas por la piel, provocando malestar general en el individuo e, incluso, ser letal entre los menores.

La preocupación por el uso de cigarrillos electrónicos en EE UU es cada vez mayor y los expertos explican que está empezando a ser un problema de salud pública, sobre todo entre los adolescentes. “De 2011 a 2012, el uso de estos dispositivos se duplicó en los institutos y, además, son más baratos que comprar tabaco convencional”, informa el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

Estos cigarrillos disponen de un sistema electrónico inhalador destinado a simular y sustituir el consumo de tabaco. Usan una fuente eléctrica para calentar y vaporizar una solución líquida. Este vapor puede liberar nicotina o aromas. Su diseño imita a los cigarrillos y puros. El líquido que contienen estos cigarrillos está compuesto de nicotina, sabores y diluyentes.

La nicotina líquida se vende de forma legal en muchos locales y establecimientos de toda la geografía de la nación, a pesar de que su consumo no está regulado por la Agencia de Control de Alimentos y Medicamentos (FDA, en sus siglas en inglés), al igual que ocurre con los cigarrillos electrónicos.

Las regulaciones en los diferentes Estados que conforman la nación varían desde la prohibición de su venta a menores hasta no permitirlos en aviones o trenes. Nueva York -la primera-, Chicago y Los Ángeles han prohibido su uso en los mismos sitios que el tabaco convencional.

En EE UU los cigarrillos electrónicos llevan más de 10 años comercializándose sin regulación -ni ley federal, ni protocolo de uso-, aunque no ha detenido su creciente y constante producción por parte de las grandes compañías de tabaco, consiguiendo cifras millonarias por sus ventas cada año.

Aunque no existe consenso científico sobre si el uso de estos dispositivos es inocuo o malo para la salud, en los últimos meses los peligros de la nicotina líquida han empezando a emerger en distintos puntos de la geografía estadounidense, continúa el mismo diario. Desde 2011, parece haberse registrado una muerte; la de un hombre que se habría quitado la vida inyectándose la nicotina líquida, informa el mismo diario.

El Sistema Nacional de Información sobre el Control de Envenenamiento ha alertado de un aumento de las llamadas a urgencias por esta causa en los últimos años. A nivel nacional, continúa el diario, en 2013, el número de casos relacionados con los ‘e-líquidos’ aumentó un 300% con respecto a 2012, y todo parece indicar que la cifra se duplicará este año, de acuerdo con la información de este mismo organismo. De los casos presentados en 2013, 365 fueron remitidos a hospitales, tres veces más que en el año anterior.

Y esta problemática está surgiendo, aunque de forma incipiente, en algunos Estados. En Utah, por ejemplo, la Oficina de Control de Envenenamiento estatal ha alertado de que el número de menores de seis años hospitalizados por conductas relacionadas con el uso de los cigarrillos electrónicos “está aumentando”. En este Estado, 79 niños han sido hospitalizados desde enero de 2012: 10 casos de envenenamiento en 2012, 48, en 2013 y 21, en 2014.
 
nota original http://bit.ly/1sAt4wh