miércoles, 19 de diciembre de 2012

Médicos con vínculos con la industria farmacéutica influyen en las Guías de Práctica Clínica (GPC)

The Journal Sentinel Dec. 18, 2012


Un análisis realizado por el Milwaukee Journal Sentinel y MedPage Today encontró que los médicos integrantes de paneles de expertos que mantienen  vínculos financieros con compañías farmacéuticas, influyen en la recomendación de los tratamientos incluídos en las guías de práctica clínica  norteamericanas, orientando la incoporación de fármacos más  costosos

Las guías de práctica clínica  influyen  en como los  médicos tratan a sus pacientes en la mayor parte de los problemas de salud, desde la diabetes hasta asma, colesterol elevado , dolor crónico, depresión  e hipertension .
Publicadas por las principales asociaciones médicas e instituciones gubernamentales, las guías de práctica clínica se supone que están basadas en un anaálisis ceintífico  riguroso. Pero los comités que las escriben han estado lideradas por médicos que han trabajado como oradores pagos , consultores o asesores de las compañías que venden los medicamentos recomendados.

Los críticos dicen que las relaciones financieras han corrompido a la medicina, lo que resulta en los casos en que las directrices hacer recomendaciones peligrosos o ineficaces.
Las compañías farmacéuticas y algunos médicos que contrarrestar los conflictos son a menudo los mejores expertos en su campo.

El Journal Sentinel  evaluó  20 guías de práctica clínica para  enfermedades  tratadas con alguno de los 25 medicamentos más vendidos en el mercado estadounidense , que incluyen:  Nexium® (esomeprazol) para el reflujo y  trastornos ácidopepticos, Lipitor® (atorvastatina) para el colesterol elevado,  Cymbalta® (duloxetina)  para la depresión y OxyContin® (oxicodona) para el dolor.
En conjunto sus ventas alcanzaron  los $ 94 mil millones en 2011, lo que representa el 30% de los ingresos por medicamentos  en Estados Unidos.

El análisis sobre  293 médicos  que participaron en la formulación de estas guías de práctica clínica encontró
·         Nueve GPC  fueron elaboradas por paneles especiales, de los cuales al menos 80% poseían vínculos financieros con compañías farmacéuticas.
·         Cuatro paneles no solicitaron a los miembros que declararan sus conflictos de interés. En 16 GPC que lo hicieron, encontraron que  el 66% de los profesionales tenían vínculos  con las compañías farmacéuticas.
·         Algunas GPC elaboradas por paneles con conflictos de interés recomendaron medicamentos cuya eficacia y seguridad no habían sido probadas científicamente, conduciendo a una  prescripción inadecuada o sobreprescripción. esto fue principalmente en las guías para la anemia, dolor crónico y asma

La investigación financiada por las compañías farmacéuticas no fue contabilizada como un conflicto de interés en el análisis del Journal Sentinel,  ya que los expertos no están de acuerdo si la investigación, tiene las mismas dimensiones de un gran conflicto como ser orador , consultor y asesor.
Los hallazgos ofrecen la última mirada a cómo las compañías farmacéuticas, con miles de millones en ventas en juego, ejercen una poderosa influencia, pero con frecuencia no reconocida por la práctica de la medicina estadounidense.

Informes previos  del Journal Sentinel han documentado las  diversas formas que tiene la industria farmacéutica  para influir :  artículos en revistas médicas escritos por autores fantasma (ghostwriters) empleados por la sección de marketing de la empresa, vídeos instructivos dirigidos a médicos, con afirmaciones engañosas en relación a los fármacos, pagos a organizaciones médicas  para propender a un mayor uso de ciertos fármacos, y el pàgo de cursos de educación médica continua por  las compañías farmacéuticas que, en esencia, fueron para  la comercialización de sus productos.
Si bien es imposible medir cómo los pagos de las compañías farmacéuticas influyen en el comportamiento y las decisiones de los médicos, las relaciones  estrechas  han suscitado preocupación entre los médicos  e investigadores que afirman que los conflictos de interés ensombrecen sobre todo las guías de tratamiento altamente influyentes.

En marzo de 2011, el Instituto de Medicina (IOM) publicó un informe que señalaba  que idealmente menos del 50% de los miembros de un comité de redacción de GPC  deberían tener relaciones financieras con las compañías farmacéuticas. La presidencia de la comisión tampoco debe tener un conflicto de intereses financieros.
A lo sumo, dos paneles, en las directrices analizadas por el Journal Sentinel, cumplen dichos requisitos .

 Nota original
John Fauber and Ellen Gabler
Doctors with links to drug companies influence treatment guidelines
The Journal Sentinel Dec. 18, 2012
http://bit.ly/Uy4FH2




http://bcove.me/5l8sjjss