martes, 17 de enero de 2012

La industria farmacéutica deberá informar de los pagos a médicos en EE.UU


1.100 compañías publicarán los pagos a médicos en EEUU

  • Las multas por omitir información serán hasta de un millón de dólares
  • Toda la información estará disponible en una base de datos pública
ELMUNDO.es 17/01/2012

La nueva legislación sanitaria impulsada por la administración Obama obligará a las compañías que tengan al menos un producto financiado por el sistema sanitario público a difundir todos sus pagos a médicos.

Según la estimación oficial, más de 1.100 empresas de medicamentos y tecnología médica tendrán que aportar información completa sobre cualquier pago a especialistas (incluidas las invitaciones de mínimo coste, como llevar comida a una reunión de trabajo).
Según publica 'The New York Times', el Gobierno llevará a cabo inspecciones para revisar los registros de las compañías y asegurarse de que cumplen con la ley y no omiten pagos.

Toda la información estará disponible en una base de datos pública.
Las multas por incumplir la norma de transparencia serán de 10.000 dólares por cada pago que se omita. Las compañías que oculten información de forma deliberada se enfrentarán a multas hasta de un millón de dólares.

Hasta ahora, la publicación de este tipo de información era voluntaria y sólo 12 compañías habían hecho públicos sus pagos a médicos. El sitio web ProPublica ha desarrollado un proyecto a partir de esta información, llamado "Dollar for Docs", que incluye una base de datos abierta a los lectores.
Las ventas de medicamentos de las 12 compañías incluidas en el trabajo representaron en 2010 alrededor del 40% del mercado farmacéutico en Estados Unidos.

Los pagos a médicos son legales, pero existe un debate sobre la influencia que pueden ejercer en algunos casos sobre la elección de tratamientos y la prescripción de fármacos. Diversos estudios han mostrado que pueden condicionar la decisión del médico.

El sistema público sanitario de EEUU (Medicare, para los jubilados, y Medicaid, para las personas con ingresos mínimos o pocos recursos) tienen un presupuesto anual para fármacos y tecnología médica superior a los 100.000 millones de dólares.
La patronal de la industria farmacéutica en EEUU ha apoyado estas "medidas de transparencia" pero ha pedido que la información de los pagos a médicos se difunda en el contexto apropiado para que se pueda entender la colaboración entre industria y especialistas en campos como la educación médica o el desarrollo de medicamentos.