lunes, 8 de agosto de 2011

Un tercio de las mujeres se automedica en el embarazo

Un tercio de las mujeres se automedica en el embarazo
El Día de La Plata (Argentina) 05-08-11

El dato surge de un estudio hecho en hospitales de la Provincia y revela también altas tasas de tabaquismo y consumo de alcohol
Si automedicarse siempre conlleva un riesgo, hacerlo durante el embarazo extiende ese riesgo a la vida del bebé por nacer. Aún así, ya sea por desconocimiento o falsas suposiciones, cerca de un 32% de las embarazadas consume medicación por su cuenta, según muestra un estudio hecho en base a entrevistas a unas 1.338 pacientes de hospitales públicos de la Provincia.
Durante el relevamiento, desarrollado por investigadores de las facultades de Ciencias Médicas y Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata junto a especialistas de la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires(FEMEBA), un 26,1% de las futuras madres reconoció además consumir tabaco y un 60% de ellas admitió haber tomado alcohol durante su embarazo.

Con respecto a la automedicación, el trabajo muestra que los motivos más frecuentes que originaron esa conducta entre embarazadas fueron fiebre, dolores osteomusculares e infecciones de vías aéreas superiores; y que las mayoría de ellas se automedicó utilizando múltiples fármacos tales como antibióticos, analgésicos, antieméticos, complejos polivitamínicos, antimicóticos, laxantes o antidiarréicos, ansiolíticos y corticoides entre otros.
"Detectamos que un 3,2% de los medicamentos consumidos tenía una contraindicación absoluta para su uso en el embarazo por tratarse de drogas que pueden afectar el desarrollo fetal, por ejemplo isotretionina que se encuentra como componente de algunas cremas reparadoras de la piel; y que un 7,2% conllevaban un riesgo cierto de alteraciones fetales, como es el caso de algunos antihipertensivos", dijo el doctor Marín, uno de los autores de la investigación, a la agencia CyTA.
"Si bien existe alguna idea sobre el riesgo al que se expone al bebé al automedicarse, la mayor parte de las veces se advierte un desconocimiento o al menos una ausencia de alerta sobre las implicancias de esa conducta", explicó el autor, quien cree que se ha instalado entre la población la idea de una supuesta inocuidad de algunos fármacos.
Lo cierto es que "cualquier medicamento que no sea expresamente indicado por el profesional de la salud para una situación determinada, conlleva un riesgo y por lo tanto debe evitarse, en especial durante el período de embarazo", dijo el especialista.


TABACO Y ALCOHOL

Realizado en maternidades públicas de unos veinte distritos de la Provincia, el estudio detectó además consumo de tabaco entre el 26,1% de las futuras madres: lo que representa "un dato preocupante ya que esa conducta se asocia a un mayor riesgo de aborto, a un bajo peso al nacer o a problemas respiratorios de los niños", subrayó Marín.
Por otra parte, casi el 60% de las encuestadas admitió haber consumido alcohol durante el período de gestación, lo cual puede provocar daños como malformaciones, bajo peso, retraso mental, menor capacidad de atención y problemas de conducta en el niño por nacer.
"Si bien se considera que para cualquier persona el límite de peligro en la ingesta es de 30 gramos de alcohol al día (es decir 1 copa de licor o 3 copas de vino), en el caso de las embarazadas, se recomienda evitar la ingesta por completo ya que el alcohol atraviesa la placenta muy rápido y llega al feto fácilmente. Como el bebé es inmaduro, tarda mucho tiempo en metabolizarlo y eso le genera un daño mayor", explicó el investigador de la UNLP.
Más allá de desaconsejar en forma terminante el consumo de alcohol y cigarrillos durante el embarazo, los autores del estudio recomendaron "reducir el uso de medicamentos prescriptos al mínimo indispensable durante la gestación".


El trabajo original

Marín GH, Cañás M, Homar C, Aimetta C, Orchuela J.
Uso de fármacos durante el período de gestación en embarazadas de Buenos Aires, Argentina.
Rev Salud Publica (Bogota). 2010; 12 (5): 722-31

disponible en

http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0124-00642010000500003&lng=en&nrm=iso&tlng=es



RESUMEN




Objetivo Describir el uso de medicamentos durante el período de gestación en embarazadas de Buenos Aires Argentina.

Métodos Una muestra al azar obtenida entre mujeres que tuvieron su parto durante el año 2008 fueron encuestadas y entrevistadas respecto a datos generales, aspectos relacionados con la atención de su embarazo, características del parto y uso de fármacos durante la gestación. Las historias clínicas de las pacientes fueron revisadas para confirmar la información obtenida. Los medicamentos utilizados fueron clasificados en riesgos bajo, mediano o alto para el feto. Después del parto se realizó un examen físico a todos los recién nacidos , para detectar algún defecto congénito.

Resultados Fueron incluidas en el estudio 1338 mujeres, de las cuales 90,6 % ingirió al menos 1 fármaco durante el período de gestación mientras que el 81,9 % utilizó medicamentos aparte del ácido fólico y hierro indicados habitualmente como profilaxis. El uso promedio de fármacos utilizado fue de 2 por paciente. Hierro (71,8 %), folato (40,3 %) antimicrobianos (40,9 %); analgésicos (38,5 %), antieméticos (30,8 %) y vitaminas (19,7 %) fueron los medicamentos más usados. El análisis de regresión logística sobre el uso de medicamentos mostró un incremento del uso en mujeres mayores, con un alto nivel educativo y socioeconómico. La automedicación fue del 32,3 %. El uso de medicamentos considerados de alto riesgo por FDA fue del 21,5 %. La incidencia de malformaciones detectadas fue del 0,6%.

Conclusión Nueve de cada 10 mujeres ingirieron al menos a un fármaco durante su embarazo. Con el fin de evitar la exposición innecesaria a riesgos potenciales, el uso de medicamentos durante el período de gestación debe restringirse estrictamente a una necesidad cierta y con la mayor relación beneficio/riesgo.


ABSTRACT



Objective Describing how medicine was taken by pregnant females living in Buenos Aires, Argentina, during 2008.

Methods A random sample of females who had delivered during 2008 was surveyed and interviewed regarding pertinent general data, the health care they had received during pregnancy and characteristics concerning their deliveries. Information related to antenatal care included maternal reports concerning the use of medicine during pregnancy; medicine was classified as having low, medium or high risk for the foetus. Prescriptions were also analysed. A physical examination of all newborns was performed after delivery to detect any birth defect.

Results 90.6 % of the 1,338 women included had taken at least one medicine/drug during their pregnancy and 81.9 % had taken medicines apart from folate-iron (usually indicted as prophylaxis). Average medicine/drug use was two per pregnant female. Iron (71.8 %), folic acid (40.3 %), antibiotics (40.9 %), analgesics, antiemetics (30.8 %) and vitamins (19.7 %) were the medicines which were most used throughout pregnancy. Logistic regression analysis of medicine use showed increased usage risk for older women, those having a higher education level or those having higher socioeconomic status. Self-medication was observed in 32.3 % of the sample; 21.5 % of the medicines consumed were considered as being high risk medicines by the US FDA. The incidence of malformations detected was 0.6 %.

Conclusion 9 out of 10 females had used at least one drug/medicine during their pregnancy. To avoid unnecessary exposure to potential risk during pregnancy medicine use should be strictly related to patients health needs, in line with the best benefit/risk ratio.