jueves, 23 de abril de 2015

Médicos sin Fronteras pide a las farmacéuticas que hagan públicos los precios de las vacunas en cada país

 EUROPA PRESS, 23 de abril de 2015


Médicos sin Fronteras (MSF) ha lanzado este jueves una campaña a nivel mundial con la que reclama a las compañías farmacéuticas que hagan público lo que cobran a cada país por las vacunas y abaraten el precio de la del neumococo en los países en desarrollo, con motivo de la Semana Mundial de la Vacunación que se celebra del 24 al 30 de abril.

En concreto, según han anunciado durante la presentación de su iniciativa ‘La vacuna más justa’, exigen tanto a GlaxoSmithKline (GSK) como a Pfizer que reduzcan el precio de la vacuna a menos de 5 dólares (unos 4,65 euros) por niño para que “más menores pueden ser protegidos frente a esta mortífera enfermedad”.

En enero, MSF publicó su informe de precios de las vacunas ‘La mejor vacuna: por un acceso sin barreras a vacunas asequibles y adaptadas’ que demostraba como en los países más pobres el paquete completo de vacunas infantiles era 68 veces más caro en la actualidad que en el año 2001.

Además, el precio al que se venden varía entre unos países y otros. Un ejemplo de estas diferencias de precios estaba en la vacuna del neumococo, responsable de la muerte de alrededor de un millón de niño, que en algunos países de ingresos medios como Túnez se paga más cara que en países ricos como Francia


LOS PRECIOS PUEDEN HASTA TRIPLICARSE ENTRE PAÍSES
Una diferencia que, en algunos casos, puede incluso duplicarse o triplicarse. Así, en el caso de esta vacuna Sudafrica paga casi tres veces mas que Brasil.

Esta situación, según denuncia MSF, hace que muchos no puedan pagar las nuevas vacunas que se están aprobando como consecuencia de su “alto precio”.

“En el ejercicio de nuestra profesión, hemos asistido a la muerte de demasiados niños por neumonía y les hemos visto luchando por respirar. Por ello, solicitamos a cualquier persona a la que preocupe la vida de millones de niños y niñas que se sume a nuestro llamamiento publico a Pfizer y GSK para garantizar que todos los países en desarrollo puedan proteger a todos sus bebés contra esta enfermedad mortal”, ha defendido Greg Elder, director de Operaciones de MSF en Paris.

Esta entidad reconoce que una de las razones por las que la vacunación se ha encarecido tanto es el hecho de que hay “muy poca información disponible” sobre los precios de las vacunas, lo que “obliga a muchos países en desarrollo y a los organismos humanitarios a negociar con las empresas farmacéuticas desde una posición muy débil, sin ninguna forma de comparar los precios”.


CLÁUSULAS DE CONFIDENCIALIDAD PARA NO COMPARAR PRECIOS
Además, según denuncian, algunos países tienen que firmar cláusulas de confidencialidad que les impiden revelar la suma que pagan por las vacunas.

En total, son 45 países en los que no hay información sobre el precio de la vacuna contra el neumococo, un “secretismo y falta de transparencia” que “impide a los gobiernos tener una oportunidad justa de proteger a sus hijos con una vacuna asequible”.

“Resulta absurdo comprobar como la información sobre los precios de un producto que salva vidas se mantiene en secreto, lo que deja a los países y organizaciones en la mas absoluta oscuridad a la hora de negociar un precio justo”, ha añadido Manica Balasegaram, directora ejecutiva de la Campana de Acceso de MSF.


EL FUNCIONAMIENTO DE LA CAMPANA
El objetivo de la campaña es conseguir el apoyo de la población a través de las redes sociales mediante una “provocadora táctica” que emplea un lenguaje y un formato de censura de texto para destacar la falta de información sobre los precios de las vacunas, con el objetivo de “incrementar la presion sobre las empresas para mostrar más transparencia”.

Para ello, MSF invita a los ciudadanos a utilizar la etiqueta #AskPharma para presionar a las farmacéuticas y lograr que de esta manera hagan público el precio de la vacuna contra el neumococo en los distintos países.


nota origibal http://bit.ly/1DwZ3QS