viernes, 24 de abril de 2015

Argentina: oficina de marcas y patentes profundiza relaciones con la OMPI

    
 

Obervatorio Sudmericano de Patentes, 24 de abril de 2015
La llamativa cooperación a la que se presta el presidente de la oficina de patentes y marcas de la Argentina pone en alerta a la industria farmacéutica nacional, quien se encuentra en alerta por las amenazas que representan las patentes de medicamentos para la promoción de inversiones en la industria de las medicinas locales y el suministro de genéricos a la población en general.

Con más de 13 años al frente del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI)
el cdor. Mario Aramburu, presidente del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, recibió una vez más a  altos funcionarios como el Director General Adjunto de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, Mario Matus, y el Director de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la OMPI, Juan Antonio Toledo, que se reunieron con los directores de la Institución argentina (ver fotografía).

En un desayuno de trabajo, cada área expuso los trabajos llevados a cabo y los alcances que se produjeron durante el último período, como una especie de informe de auditoría al que la institución argentina se sometió.

Asimismo y según lo expresado por las propias autoridades se conversó sobre las oportunidades de cooperación entre ambas instituciones que en estos años han alcanzado varios niveles de relacionamiento como el auspicio de una
Maestria en Propiedad Intelectual junto a la Universidad Austral (Opus Dei), la OMPI e INPI, el proyecto PROSUR para la creación de una oficina regional de propiedad intelectual controlada por OMPI y un sinnumero de encuentros que promociona las actividades de la organización mundial en Latinoamérica y El Caribe.

 
En estas frecuentes reuniones se van monitoreando los avances en los planes trazados por la OMPI en cada uno de los países par conformar una política global de propiedad intelectual que resulte funcional a las políticas comerciales de las empresas industriales basadas en las patentes, las marcas y el derecho de autor.

En materia de medicamentos estos organismos internacionales abogan por el aumento de protección para nuevos fármacos que permitan el aumento de ganancias de las principales firmas internacionales de la industria de la salud que requiere de sus patentes farmacéuticas para imponer sus poductos en los mercados.

OMPI es un organismo especializado de las Naciones Unidas en materia de propiedad intelectual al igual que el FMI monitorea las actividades de las oficinas en todo el mundo y califica a los países por sus comportamientos en el cumplimiento de las leyes pero también lo utiliza para beneficio de los intereses de corporaciones de Estados Unidos y Europa.
 
nota original http://bit.ly/1Iawka3