martes, 7 de abril de 2015

Antipsicóticos para la esquizofrenia: paradigma de los medicamentos psiquiátricos


Salud colectiva, 7 de abril de 2015.

Los antipsicóticos no parecen revertir las causas de la esquizofrenia y, aunque son fármacos que pueden aliviar los síntomas a corto y mediano plazo, a largo plazo pueden no ser beneficiosos e incluso ser contraproducentes. Su empleo debería limitarse a situaciones agudas con agitación y tensión incapacitante. Presentan considerables efectos adversos y, ante la negativa de una persona a seguir tomándolos, adoptar una estrategia de reducción de daños apoyando y supervisando la retirada puede ser preferible a la coerción. Existen alternativas a los neurolépticos. Los prescriptores deberían estar más atentos y considerar las valoraciones que los usuarios hacen de sus efectos. El apego a las guías de tratamiento es escaso, seguramente por basarse en ensayos clinicos de calidad deficente, que deben mejorar y prolongarse en el tiempo. La raíz del problema probablemente se encuentra en la tautología sobre la etiología y naturaleza biológica de lo que llaman esquizofrenia, que realmente no parece ser más que un constructo ideológico-comercial.


El trabajo

POL YANGUAS, Emilio. Antipsicóticos para la esquizofrenia: paradigma de los medicamentos psiquiátricos. Salud colect. [online]. 2015, vol.11, n.1, pp. 115-128. ISSN 1851-8265.


Disponible en http://bit.ly/1aIcHJO