viernes, 25 de noviembre de 2011

MSF dice que parar la producción india de genéricos sería catástrofe global





ABC (España) 24-11-2011


http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1013948

Médicos sin Fronteras (MSF) advirtió hoy en Buenos Aires que si el Tratado de Libre Comercio que la Unión Europea negocia con India obliga al país asiático a interrumpir la producción de medicamentos genéricos se produciría una "catástrofe global".
De visita en la capital argentina, el presidente internacional de MSF, Unni Karunakara, explicó en rueda de prensa que mantienen una ardua "lucha" con la UE "porque está intentando reducir la capacidad" para producir genéricos de la India, conocida como "la farmacia del mundo en vías de desarrollo".

El bloque europeo y el país asiático negocian desde hace cuatro años un TLC, que según ambas partes está "muy avanzado" y podría concluirse en 2012, y que incluirá un apartado específico sobre la fabricación de genéricos.



Según denuncian varias ONG, la UE, presionada por las grandes empresas farmacéuticas, pretende que India modifique su ley de patentes para que no se pueda fabricar en el país ningún medicamento genérico sin la previa autorización de la firma propietaria del fármaco original.



En 1970, Nueva Delhi eliminó el sistema de patentes en los medicamentos, lo que convirtió a la India en un gran productor de genéricos que, por su bajo precio, llegan con facilidad a los países en vías de desarrollo.



En 2005, la India modificó su ley de patentes para adaptarla a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero aún es uno de los principales proveedores de medicamentos para los naciones más pobres.



Según datos de la ONG Oxfam, el país asiático acoge la producción de dos tercios de los genéricos utilizados en estas naciones, y el 90 por ciento de los fármacos contra el VIH.

Karunakara explicó hoy que el 80 por ciento de los medicamentos que utiliza MSF proviene de India, y que sin ellos sería imposible tratar a los enfermos de VIH en los países pobres.

En este sentido aseguró que gracias a los genéricos que producen las empresas indias se ha reducido el coste del tratamiento de cada paciente con sida de 10.500 a 70 dólares por año, lo que ha permitido que hoy alrededor de siete millones de enfermos puedan ser tratados.

El máximo responsable de la organización médico humanitaria aseguró además que están "muy preocupados" porque debido a la crisis financiera internacional muchos países no están cumpliendo sus compromisos de ayuda humanitaria, lo que está generando "un enorme impacto" en los programas de asistencia.

Para Karunakara otro "gran problema" es la falta de programas de investigación y desarrollo (I+D) por parte de las empresas farmacéuticas sobre enfermedades que afectan a los países pobres o en vías de desarrollo.


Puso como ejemplo los tratamientos para combatir el Mal del Chagas, enfermedad parasitaria tropical presente principalmente en América Latina, en la que siguen usando los mismos medicamentos que hace medio siglo porque "no ha habido ninguna investigación ni desarrollo".


"Las fuerzas del mercado están fracasando, por eso estamos pidiendo a los gobiernos que tomen responsabilidad para rellenar ese vacío en I+D de enfermedades que afectan a su propia gente", señaló.
Advirtió además que actualmente hay una "grave crisis con la provisión de Benzonidazol", el medicamento contra el Mal de Chagas.

"Hay problemas en la producción de este medicamento. Estamos teniendo verdaderas dificultades en conseguirlo. La situación está tan mal que en nuestro programa en Paraguay hemos tenido que dejar el diagnóstico de pacientes porque no tenemos medicinas para tratarles", lamentó. EFE