lunes, 21 de noviembre de 2011

Menos medicamentos, más salud



780 pacientes guipuzcoanos mayores de 65 años comenzaron esta semana un programa contra la polimedicación

Xabier Terrones , Noticias de Guipúzcoa, 20 de Noviembre de 2011 –



En la campaña electoral se ha hablado mucho de la Sanidad pública y la conveniencia de recortar gastos o no. Más allá de polémicas, esta semana se ha puesto en marcha un proyecto en Gipuzkoa que, de tener éxito, recortaría un notable porcentaje de gasto en la Sanidad estatal. Si el programa conSIGUE obtiene los resultados esperados y, en consecuencia, se implanta a nivel estatal, mejorará la vida de muchos ancianos. En seis meses se conocerá el resultado final.

Para evaluar la idoneidad del proyecto, Gipuzkoa ha sido el lugar seleccionado para implantar el citado programa, en el que participan 780 pacientes guipuzcoanos mayores de 65 años. Todos esos pacientes son polimedicados, es decir, toman cinco o más medicamentos distintos a diario. Mediante este proyecto, se intervendrá -siempre en colaboración con el médico de cabecera- para eliminar los medicamentos que no les sean necesarios y adaptarlos a las patologías concretas del paciente, evitando así duplicidades o reacciones adversas.

El objetivo del programa conSIGUE, según explica Miguel Ángel Gastelurrutia, vicepresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG), "es evaluar el impacto de un nuevo servicio ya diseñado, llamado Seguimiento Farmacoterapéutico (STF), que queremos que se implante en las farmacias". Al impacto clínico que buscan lograr, que servirá para mejorar la salud de los pacientes reduciendo la medicación, se sumará un notorio ahorro económico para el sistema sanitario.

"Para el programa se han apuntado 78 farmacias de toda Gipuzkoa -señala Gastelurrutia-, aunque solo necesitábamos 70". De esta manera, tras seleccionar en cada uno de esos establecimientos una decena de pacientes, en total son 780. Para completar el programa es necesario evaluar a 1.500 pacientes, por lo que el siguiente destino del proyecto será Las Palmas de Gran Canaria.

Por otro lado, este estudio tuvo un pilotaje hace unos meses en Cádiz, de cuyos resultados se infirió que el ahorro obtenido al consumir menos medicamentos rondaría de 180 a 360 euros al año por paciente, una cifra nada desdeñable. Aún más allá, el vicepresidente del COFG afirma que, en los seis meses que durará el proyecto, esperan que los pacientes dejen de tomar entre uno y dos medicamentos ya que, en el estudio de Cádiz, en un mes se lograron "unos resultados espectaculares, pues se redujo el número de fármacos por paciente un 0,39".

Gastelurrutia también cree que "cuando el proyecto se implante disminuirán las urgencias y hospitalizaciones, aunque hay que esperar 18 meses para calcular este punto". Sobre esta última cuestión, el farmacéutico precisa que cada día de hospitalización le cuesta al sistema unos 400 euros. Por último, según el pilotaje de Cádiz, la percepción de los pacientes sobre su salud mejoró un 12%.

El vicepresidente del COFG quiere destacar que el presente estudio "encaja con las políticas del Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco en el abordaje de la cronicidad".

Asistencia continua

También para farmacéuticos

Durante los seis meses del proyecto, los farmacéuticos participantes en el Programa conSIGUE, que han recibido formación previa, contarán con la asistencia de dos profesionales contratados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa, quienes se dedicarán en exclusiva a coordinar y supervisar el estudio.

Gastelurrutia manifiesta que el grupo de pacientes polimedicados crece cada día y, en consecuencia, "es muy importante implantar aquí el servicio STF, porque puede ayudar a ese grupo de personas a tomar su medicación mucho mejor, mejorando la calidad de vida del paciente y resolviendo algunos problemas que tienen, muchos de los cuales están causados por los efectos adversos de los propios medicamentos".

Servicios similares al del Seguimiento Farmacoterapéutico han conseguido mejorar la vida del paciente, disminuir el número de medicamentos y ahorrar dinero al sistema sanitario en países como Australia, Inglaterra, Suiza o Estados Unidos.

Con todo, Charlie Benrimoj, de la Universidad Tecnológica de Sydney, destaca que la implantación de conSIGUE en Gipuzkoa "es una ocasión única porque el programa ha sido diseñado por expertos nacionales e internacionales y es muy avanzado y sofisticado en comparación con experiencias de otros países".

Por último, el presidente del COFG, Ángel Garay, subraya que los farmacéuticos guipuzcoanos tienen "un gran interés por trabajar y desarrollar una labor activa que permita a los ciudadanos hacer un mejor uso de los medicamentos". A su juicio, "esta labor repercute directamente en la salud y calidad de vida de los ciudadanos, al margen del ahorro que supone para el sistema sanitario".