lunes, 31 de agosto de 2015

Artralgias graves asociadas el uso de inhibidores de la dipeptidilpeptidasa-4 (inhibidores DPP-4): sitagliptina, saxagliptina, linagliptina, y alogliptina


FDA, 28 de agosto de 2015

La FDA difundió una nota de seguridad en la que advierte que los fármacos inhibidores de la dipeptidilpeptidasa-4 (inhibidores DPP-4): sitagliptina, saxagliptina, linagliptina, y alogliptina pueden provocar dolor articular grave que puede llegar a ser incapacitante. Esta información se agrego al etiquetado de los productos con los mencionados principios activos

Tabla 1. Listado de los inhibidores DPP-4 aprobados por la FDA

Nombre comercial  principio activo
Januvia sitagliptina
Janumet sitagliptina y metformina
Janumet XR sitagliptina y metformina liberación prolongada
Onglyza saxagliptina
Kombiglyze XR saxagliptina y metformina liberación prolongada
Tradjenta linagliptina
Glyxambi linagliptina y empagliflozina
Jentadueto linagliptina y metformina
Nesina alogliptina
Kazano alogliptina y metformina
Oseni alogliptina y pioglitazona

Los pacientes comenzaron a tener síntomas desde el primer día hasta años después de iniciarel tratamiento con un inhibidor de la DPP-4. Después de que los pacientes dejaran el inhibidor de DPP-4, sus síntomas desaparecieron, generalmente en menos de un mes. Algunos pacientes desarrollaron dolor severo otra vez cuando reiniciaron el mismo fármaco u otro inhibidor de la DPP-4.


Desde el 16 de octubre del 2006, fecha de aprobación del primer inhibidor DPP- 4 , hasta el 31 de diciembre de 2013 , la FDA identificó 33 casos de artralgia grave, asociados con el uso de inhibidor DPP-4 por medio de una búsqueda en la base de datos FAERS (FDA Adverse Event Reporting System) . Cada caso se refiere a la utilización de uno o más inhibidores de la DPP-4. La sitagliptina (n = 28) fue la más frecuentemente notificada, seguida de saxagliptina (n = 5), linagliptina (n = 2), alogliptina (n = 1), y vildagliptina (n = 2); vildagliptina no se comercializa en los Estados Unidos.
En cinco casos, el paciente experimentó artralgia grave con dos diferentes inhibidores de la DPP-4.

Los 33 pacientes experimentaron artralgias que resultaron en una reducción sustancial de su nivel previo de actividad, incluyendo 10 pacientes que fueron hospitalizados debido al dolor discapacitante en las articulaciones. En 22 casos, los síntomas aparecieron dentro de 1 mes de iniciar el tratamiento con un inhibidor de la DPP-4. En 20 de los 33 casos, se sospechó que el inhibidor de la DPP-4 era la posible causa de artralgias y se suspendió dentro del mes después de la aparición de los síntomas. Sin embargo, 8 de los 13 casos restantes informaron de un período de 44 días a 1 año entre el inicio de los síntomas y la interrupción del inhibidor de la DPP-4. En 23 de los 33 casos, los síntomas se resolvieron en menos de 1 mes después de la discontinuación de la droga.

Ocho de los 33 casos documentaron una reexposición positiva. En estos ocho casos, los individuos abandonaron el tratamiento, experimentaron una resolución de los síntomas, reiniciaron el tratamiento con un inhibidor de la DPP-4 (un principio activo diferente de la misma clase en seis de los ocho casos), experimentaron la reaparición de la artralgia, y, posteriormente, la resolución de los síntomas cuando se suspendió de nuevo el tratamiento con inhibidores de la DPP-4 . Veintiuno de los 33 pacientes fueron tratados con terapias farmacológicas que incluyeron corticosteroides, fármacos antiinflamatorios no esteroides, metotrexato y medicamentos inmunomoduladores.

Se revisaron los datos clínicos en los casos FAERS para determinar si el dolor grave de las articulaciones podría haber sido causado por una enfermedad autoinmune en lugar de los inhibidores de la DPP-4. Diez de los 33 casos, notificaron fiebre y escalofríos, erupción e hinchazón, que son sugestivos de una reacción inmunológica. De los 13 casos con resultados disponibles de los ensayos de laboratorio para enfermedades autoinmunes sistémicas, 8 informaron un resultado negativo o normal. Cinco casos informaron resultados positivos: anticuerpos antinucleares citoplasmáticos (n = 2), velocidad de sedimentación globular (n = 1), proteína C-reactiva (n = 1), y anticuerpos antinucleares (n = 1). Sin embargo, ninguna de estas pruebas son específicas para una enfermedad autoinmune particular que puede causar artralgia grave.

También se buscó en la literatura médica e identificaron siete informes de casos, de los cuales dos también fueron identificados en FAERS. Las siete notificaciones describen que los pacientes desarrollaron artralgia después de comenzar la terapia, ya sea con sitagliptina (n = 6) o vildagliptina (n = 1). En seis casos, los pacientes tuvieron una resolución parcial o completa de los síntomas dentro de 6 semanas de suspender el fármaco. Sólo un caso informó que el dolor era incapacitante, y ninguno informó la necesidad de hospitalización.


Referencias
1. Crickx E, Marroun I, Veyrie C, Le Beller C, Schoindre Y, Bouilloud F, et al. DPP4 inhibitor-induced polyarthritis: a report of three cases. Rheumatol Int 2014;34:291-2.
2. Yokota K, Igaki N. Sitagliptin (DPP-4 inhibitor)-induced rheumatoid arthritis in type 2 diabetes mellitus: a case report. Intern Med 2012;51:2041-4.
3. Sasaki T, Hiki Y, Nagumo S, Ikeda R, Kimura H, Yamashiro K, et al. Acute onset of rheumatoid arthritis associated with administration of a dipeptidyl peptidase-4 (DPP-4) inhibitor to patients with diabetes mellitus. Diabetol Int 2010;1:90-2.
4. Chaicha-Brom T, Yasmeen T. DPP-IV inhibitor-associated arthralgias. Endocr Pract 2013;19:377.



Alerta completa en