martes, 19 de marzo de 2013

Ompi: Argentina destacó impacto negativo de patentes en la salud pública


Boletín Propiedad Intelectual Año 2 Nº 1
Cilfa , marzo 2013

En el marco de la 19ª sesión del Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes de la OMPI, la Argentina intervino en el debate sobre las patentes y la salud y destacó el efecto negativo directo que las patentes pueden tener sobre el acceso a los medicamentos. Por ello destacó la importancia de las Pautas para el examen de patentabilidad de las solicitudes de patentes sobre invenciones químico-farmacéuticas aprobadas en Argentina en 2012.

Durante la 19º sesión del Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes, llevada a cabo del 25 al 28 de febrero de 2013, la Argentina intervino durante el debate del tema “Las Patentes y la Salud”.

La delegación de Argentina destacó que la cuestión de las patentes y la salud revisten una gran importancia y apoyó la propuesta del Grupo Africano y el Grupo de la Agenda para el Desarrollo (DAG), que propone un programa de trabajo dirigido a fortalecer la capacidad de los Estados Miembros para adaptar sus sistemas de patentes y utilizar plenamente las flexibilidades del sistema internacional para fomentar las prioridades de política pública en el ámbito de la salud.

La delegación señaló que “a la Argentina le preocupa la utilización en el ámbito de la salud pública de las patentes para otorgar protección a los desarrollos incrementales. Ello genera un efecto negativo directo sobre el acceso a los medicamentos y puede, en algunos casos, forzar a los Estados a otorgar licencias obligatorias para garantizar a la población el acceso a los medicamentos”.

La Argentina destacó también que el Acuerdo sobre los ADPIC otorga a los países Miembros la potestad de establecer los requisitos de patentabilidad de novedad y actividad inventiva que deben alcanzar las invenciones para ser patentables y que “es preciso profundizar el estudio de las flexibilidades previstas en el acuerdo de los ADPIC y su implementación”.

En ese marco la delegación resaltó que “la Argentina aprobó en mayo de 2012 las‘Pautas para el examen de patentabilidad de las solicitudes de patentes sobre invenciones químico-farmacéuticas’ con el objetivo de proteger la salud sin desconocer los derechos de propiedad intelectual amparados en el ADPIC”.


La Argentina también se expidió sobre la propuesta de EEUU, que propone un programa de trabajo sobre la relación entre las patentes y la salud dirigido a señalar la existencia de barreras distintas de las patentes que hacen difícil disponer de medicamentos seguros y eficaces, y a detectar la incidencia positiva de las patentes en el suministro de medicamentos.

Al respecto, la delegación de Argentina destacó su preocupación en cuanto dicha propuesta considera que un uso más intenso de las flexibilidades no es útil para mejorar la disponibilidad de los medicamentos.

Por último, y también en relación a la propuesta de EEUU, la Argentina aclaró que no es competencia de la OMPI discutir temas como medicamentos falsificados y de calidad inferior. A tal efecto señaló que “la cuestión de los medicamentos falsificados no tiene relación con la observancia del derecho de patentes sino con las leyes sobre comercialización de los medicamentos”. Por ende, el foro adecuado “para tratar las metodologías que permitan garantizar la calidad, la seguridad y la eficacia de los medicamentos y productos para la salud es la OMS”.

Para acceder a la transcripción de la Presentación de Argentina cliquear
 aquí

enlace original