martes, 27 de septiembre de 2011

Muertes por Mediator: Avanza la investigación en Francia

PM Farma,  26/9/11
La justicia francesa avanza en la investigación por las supuestas muertes causadas por el antidiabético Mediator, un medicamento que circuló en el país pese a los informes médicos que advertían sobre sus efectos secundarios.


Esta semana fueron citados a declarar Jacques Servier, presidente y fundador de la farmacéutica francesa que porta su nombre y que es la productora del fármaco. El antidiabético, utilizado también como adelgazante, es vinculado con la muerte de entre 500 y dos mil personas por hipertensión arterial pulmonar y problemas en las válvulas cardíacas.
La citación de Servier y de otros directivos del grupo fueron confirmadas por fuentes judiciales en el país galo. Según publicó el diario Liberation los implicados fueron instruidos por "engaño y estafa”, pero no por las muertes en sí. Servier deberá pagar cuatro millones de euros y avalar garantías por un valor de seis millones de euros antes del 15 de diciembre de este año, señaló el rotativo.
Por su parte, las cinco sociedades involucradas en el escándalo, laboratorios Servier, Oril industrie, Servier industries, Biopharma, y SAS Servier tendrán que abonar 65 millones de euros.
Medios de prensa galos citaron a inicios de septiembre nuevos testimonios de dos investigadores de la farmacéutica, Jean Charpentier y Jacques Duhault, que imputan al grupo por el antidiabético y adelgazante Mediator, comercializado en este país durante más de 30 años.
Los especialistas aseguraron que las propiedades del producto para perder peso fueron disimuladas para facilitar la obtención de la autorización de venta en el mercado.
El medicamento, recomendado para el tratamiento de diabéticos con sobrecarga ponderal y prescrito y utilizado también como adelgazante, se vincula a unas dos mil muertes por hipertensión arterial pulmonar y problemas en las válvulas cardíacas.
Comercializado por los laboratorios Servier durante más de 30 años en Francia pese a múltiples alertas, el fármaco fue consumido por unos cinco millones de galos durante 18 meses como promedio, de acuerdo con cifras de la Agencia de Seguridad Sanitaria (AFSSAPS).
Luego de estallar el escándalo, muchos sectores pusieron en duda la calidad y eficacia de los mecanismos de control que el Estado tiene para los medicamentos. En este sentido, el presidente de la Mutualité Francaise, Etienne Caniard, declaró al diario Ouest-France que la política de medicamentos “carece de claridad en la evaluación, la fijación de los precios, la reglamentación y la distribución”. Añadió que no hay prioridad pues se tratan todos los fármacos de la misma forma, ya sean innovadores y eficaces o de efecto placebo.