lunes, 6 de junio de 2016

TPP: Piden a Congreso EEUU rechazar acuerdo por preocupación del medioambiente


Reuters  6 de junio de 2016



(Foto: Stefan Zaklin/Getty Images)

Más de 450 organizaciones pidieron el lunes al Congreso de Estados Unidos rechazar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica si es sometido a votación en el otoño boreal, al argumentar que el pacto comercial permitiría a compañías eludir normas ambientales en instancias judiciales fuera del país.


Los grupos, en su mayoría organizaciones ambientalistas, advirtieron que muchas compañías desafiarían los estándares ambientales estadounidenses en instancias fuera del sistema legal local, basándose en provisiones del TPP (por su sigla en inglés) y de otro pacto comercial que se está negociando con la Unión Europea, el TTIP (por su sigla en inglés).


Está previsto que el Congreso vote sobre el TPP después de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. El presidente Barack Obama quiere que el pacto sea ratificado antes de dejar su cargo el 20 de enero, pero la oposición a la iniciativa ha aumentado durante los debates surgidos en la campaña electoral de este año.

“Los instamos enfáticamente a eliminar la amenaza al avance de Estados Unidos sobre cambio climático comprometiéndose a votar por el ‘no’ al TPP y pidiendo al representante de Comercio que remueva del TTIP toda provisión que permita a las empresas desafiar las normas del Gobierno en cortes fuera del país”, escribieron los grupos en una carta a los miembros del Congreso.

La aliada política de Obama y precandidata demócrata a las elecciones, Hillary Clinton, ha dicho que desea renegociar el TPP para incluir normativas más severas sobre la manipulación de divisas.


La preocupación de los votantes por el impacto de los acuerdos comerciales en el empleo y el medioambiente ha ayudado a impulsar las campañas de Donald Trump, el probable candidato republicano, y del senador estadounidense Bernie Sanders, quien compite contra Clinton para obtener la nominación demócrata.

La carta indica que la aprobación de estos acuerdos permitiría a compañías con alto consumo de combustibles fósiles demandar compensaciones por normativas medioambientales en casos que serían decididos fuera el sistema judicial estadounidense.

Los grupos destacaron que en enero la petrolera canadiense TransCanada se amparó en una provisión del Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica para pedir una compensación por más de 15.000 millones de dólares, luego que el año pasado la Casa Blanca rechazó un permiso para construir el oleoducto Keystone, citando preocupaciones sobre calentamiento global.