viernes, 13 de noviembre de 2015

Drug Safety Update, Volumen 9 nº 4. Noviembre 2015

MHRA, 12 de noviembre de  2015

Índice
·         Crizotinib (Xalkori ): riesgo de insuficiencia cardiaca
·         Vemurafenib (Zelboraf ): riesgo de potenciación de la toxicidad de la radiación
·         Cartas enviadas a los profesionales de salud en octubre 2015

Crizotinib (Xalkori ▼): riesgo de insuficiencia cardiaca

La MHRA informa que se han notificado casos de insuficiencia cardíaca (ICC) atribuida a crizotinib (Xalkori®), en ocasiones grave y mortal.
Crizotinib está aprobado para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de pulmón de células no pequeñas avanzado y positivo a la cinasa del linfoma anaplásico.
Una revisión de la EMA sobre los ensayos clínicos con el fármaco y también de notificaciones de efectos adversos concluyó que este efecto indeseado es frecuente (entre 1/10 y 1/100 expuestos).
La nota informa que hasta febrero de 2015 habían recibido crizotinib unos 14.700 pacientes en todo el mundo. Se han notificado 40 casos de insuficiencia cardíaca. En la mayoría de los casos la ICC apareció en el primer mes de tratamiento. Algunos pacientes no tenían antecedentes de patología cardiovascular. Algunas notificaciones describieron mejoría o desaparición de los síntomas tras la retirada del fármaco. En otros se describió una reexposición positiva (reaparición de la ICC cuando se volvió a administrar crizotinib).

Vemurafenib (Zelboraf ▼): riesgo de potenciación de la toxicidad de la radiación

La MHRA y la EMA advierten que vemurafenib puede potenciar la toxicidad de la radioterapia. En los ensayos clínicos en fase III y en fase IV alrededor de 1 de cada 20 pacientes que recibieron vemurafenib presentó lesiones por radioterapia de recuerdo de la radiación y de sensibilización a la radiación .
Tres casos ocurrieron en pacientes que habían recibido radioterapia antes, durante o después del tratamiento con vemurafenib. La mayoría se limitaron a la piel, pero algunas dieron lugar a afectación visceral y desenlace mortal (entre ellos, un caso de necrosis hepática y dos de esofagitis por radiación. La mayoría de los pacientes habían recibido 2 Gy al día o más de radiación.
Las reacciones de recuerdo de la radiación consisten en una reacción inflamatoria aguda limitada a zonas anteriormente irradiadas, que puede ser desencadenada cuando se administra un quimioterápico después de la radioterapia. La mayoría (5 de 8) afectaron a la piel, pero dos casos afectaron pulmón y un caso vejiga. Las reacciones cutáneas fueron lesiones eccematosas, ampollares o ulcerosas, eritema e hiperqueratosis. El tiempo medio hasta sui aparición fue de 12 días (7 a 21) después de la dosis inicial de vemurafenib para las reacciones cutáneas, 24 para la neumonitis y un día para la cistitis.
La mayoría de los casos de sensibilización a la radiación (9 de 12) afectaron la piel, y dos afectaron esófago, hígado y recto. Excepto en un caso, vemurafenib había sido administrado junto con radioterapia o en los 3 días siguientes a la finalización de la radioterapia. En los casos en los que se notificó, el tiempo promedio transcurrido entre inicio de la radioterapia o del vemurafenib y la aparición de las lesiones fue de 10 días (3 a 27).


Número completo  disponible en