miércoles, 28 de abril de 2010

Los tentáculos de la industria menoscaban la imagen del médico

Galenos, académicos e investigadores reciben dinero de las farmacéuticas 'Los lazos financieros afectan al modo en el que los médicos actúan', señala un estudio Estas relaciones influyen de forma negativa en la percepción del público
Cristina de Martos El Mundo (España) 27 de abril 2010

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/04/27/medicina/1272360995.html

Los escándalos médicos salpican con cierta frecuencia las páginas de salud de los diarios. La retirada del mercado de un fármaco suele llevar, en última instancia, a desenmascarar ensayos clínicos manipulados y relaciones escandalosas entre las empresas y los expertos, que ponen en tela de juicio la credibilidad de todos ellos. Un estudio revela que el público desea conocer estos lazos y que estos conflictos de interés menoscaban la credibilidad de la industria y los especialistas.
El día en que Merck anunció la retirada del mercado de Vioxx por problemas con su seguridad, sus acciones se desplomaron un 27%. Éste es sólo un ejemplo de cómo la economía de las farmacéuticas y empresas fabricantes de dispositivos médicos depende de las ventas de sus fármacos y éstas a su vez de los resultados cosechados en los ensayos clínicos.
Las campañas publicitarias lanzadas por estas compañías tiene la finalidad, obvia, de aumentar las ventas de sus productos pero existen otros mecanismos menos éticos para popularizarlos. Estrategias de marketing basadas en establecer vínculos directos con médicos, académicos e investigadores mediante dádivas, invitaciones a congresos, financiación de estudios y ensayos clínicos… Relaciones que tradicionalmente se han ocultado y que en los últimos años se están sacando a la luz a pesar de la reticencia de unos y otros.
"En la práctica clínica, los lazos financieros afectan al modo en el que los médicos prescriben fármacos y utilizan dispositivos y podrían influir en el comportamiento profesional. En la investigación, se han asociado con análisis y presentación de datos sesgados, restricción en la publicación y trabas a la hora de compartir resultados", señalan los autores en las páginas de 'Archives of Internal Medicine'.
Ahora, un análisis exhaustivo de 20 estudios acerca de las actitudes de pacientes, participantes en ensayos clínicos y lectores de revistas médicas, revela que las relaciones entre médicos e industria no siempre están bien vistas y que el público general desea conocerlas ya que consideran que influyen en la práctica clínica y en la investigación.
Conflictos de interés que menoscaban la credibilidad
Algunos pacientes lo consideran menos apropiado en función de la cantidad de dinero de recibida y otros dependiendo de la naturaleza del regalo (profesional o personal). Pero la mayor parte de los pacientes consultados cree que estos regalos encarecen la práctica clínica e influye en su calidad y en los fármacos recetados.
En general, los enfermos quieren conocer los lazos financieros de sus médicos con la industria. Y, a ser posible, que sea el galeno el que se lo transmita directamente en la consulta, en lugar de que la información esté visible en la consulta o en un documento escrito. Conocer estos vínculos "aumentaría la confianza en las decisiones de su médico", según reza el estudio.
También los participantes en los estudios se mostraron influidos por las relaciones entre investigadores e industria. Éstas afectan negativamente a la disposición a participar en ensayos clínicos, especialmente que los especialistas tengan acciones de las compañías. Aunque otros datos, como los riesgos y beneficios del estudio, tenían más peso.
El análisis de estos estudios revela, no obstante, que la publicación de cualquier lazo financiero con la industria disminuía la percepción de calidad del ensayo clínico, tanto por parte de los participantes como de los médicos y los lectores.
En Estados Unidos, se han puesto en marcha varias iniciativas para exigir que esta información sea siempre pública. Algunos estados han promulgado leyes que obligan a compañías y expertos a declarar sus vínculos financieros, y las asociaciones médicas recomiendan que se dé este paso, visto por algunos doctores como un "asalto directo a su identidad y autonomía profesionales" y por otros como algo "necesario" para restaurar la imagen de la medicina, según un editorial que acompaña al artículo.
A medida que esta información va estado disponible para el público, "será necesario investigar más acerca del formato óptimo para su uso por parte del consumidor y del efecto sobre las decisiones de los pacientes acerca de la práctica clínica y la investigación", concluyen los autores.