viernes, 26 de agosto de 2016

Mylan anuncia descuentos seleccionados de EpiPen después de críticas de Hillary Clinton


Toni Clarke y Ransdell Pierson para Reuters, 26 de agosto de 2016EpiPen auto-injection epinephrine pens manufactured by Mylan NV pharmaceutical company for use by severe allergy sufferers are seen in Washington, U.S. August 24, 2016.  REUTERS/Jim Bourg
Sin embargo, la polémica por las alzas de varios cientos por cientos de los precios de otros fármacos y el sueldo de su CEO no cesa.
 Mylan dijo ayer jueves que reduciría los gastos que provoca su inyección para shocks anafilácticos, EpiPen, a algunos pacientes. Ello en medio de una ola de críticas por parte de los legisladores y el público de los EE.UU. sobre la rápida escalada de precios del producto.
El valor de lista de la droga seguirá siendo el mismo, pero la compañía dijo que aumentaría al máximo la ayuda al programa de copago a US$ 300 desde US$ 100 para los pacientes que pagan por el 2-pak en efectivo o que están cubiertos por un seguro de salud comercial.
Sucede que el precio de EpiPen se disparó a US$ 600 desde US$ 100 desde que fue adquirida por Mylan, a Merck, en 2007, lo que fue denunciado en los últimos días.
La empresas también dijo que está duplicando la elegibilidad para el programa de asistencia al paciente, lo que eliminará gastos de su propio bolsillo para los pacientes y las familias sin seguro o con poca cobertura.
Los programas de Gobierno no son elegibles para el programa de asistencia copago.
Ronny Gal, analista de Bernstein, dijo que cuando todo esté hecho se estima una reducción del precio total de EpiPen del 32% para esos usuarios. El precio subió 27% en el segundo trimestre de 2016 con respecto al mismo trimestre de hace un año.
“Por lo tanto estamos básicamente haciendo retroceder el aumento del año pasado”, explicó. “En total, se estima que los resultados de noticias de hoy golpereán en 20/25% en los ingresos de EpiPen”. Se espera que eso se traduzca en un descenso de un 3 a 4% en las ganancias por acción de Mylan en los próximos años.
Se estima que la compañía podría entregar US$ 4,77 por acción en 2016 y US$ 5,58 en 2017.
Mylan es la última empresa en caer bajo el foco de la creciente indignación por los aumentos de precios de medicamentos, aparentemente graves e injustificados. Valeant Pharmaceuticals International y Turing han sido vilipendiados públicamente por aumentos de precios similares.
La candidata presidencial Hillary Clinton, que se ha pronunciado en contra de la escalada de precios de los medicamentos, “se alegra de que Mylan esté ahora aparentemente abierto a tomar medidas para reducir algunas de las cargas de reparto de los costos impuestas a las familias”, dijo Tyrone Gayle, un portavoz de la campaña, en una declaración.
Sin embargo, agregó, “descuentos para clientes seleccionados sin bajar el precio global de EpiPens es insuficiente debido a que el precio excesivo es probable que se transmita a través de las primas de seguro más altas”.
La visión de Clinton fue repetida por los legisladores demócratas, incluyendo a Elijah Cummings, quien dijo que la decisión de Mylan es nada más que un truco de relaciones públicas que no hace nada para ayudar a la mayoría de los pacientes que necesitan la droga. “Ofrecer un descuento magro sólo después de la crítica generalizada de ambos partidos es exactamente la misma táctica utilizada por las compañías farmacéuticas en todo el sector para distraer de sus aumentos de precios exorbitantes”, aseveró en un comunicado. “Nadie está comprando estas movidas de RR.PP. más”, agregó.
La compañía, por su parte, se defendió diciendo que EpiPen ha sido mejorada, haciendo la aguja invisible, por ejemplo, desde su compra hace casi diez años. Esto,  entre otros cambios. Sin embargo la opinión pública se mantiene crítica, ya que Mylan también ha aumentado de manera drástica, totalmente alejada de costos inflacionarios o justificables por investigación y desarrollo, los precios de otros muchos productos. Tal estrategia le ha valido a su ahora CEO, Heather Bresch, un aumento salarial desde US$ 2.453.456 a US$ 18.931.068; es decir, un asombroso 671%.