domingo, 24 de octubre de 2010

Vacunas accesibles a traves del ingenio

Vacunas realmente baratas para los pobres
La vacuna fue certificada por la OMS y muchos aprovecharon la oportunidad de usarla.
BBC (Gran Bretaña) 23-10-10

Por primera vez un equipo de científicos desarrolló una vacuna especialmente creada para los países pobres. La dosis para combatir la meningitis que costaban sobre los US$50, estará disponibles a 40 centavos en algunos países de África.
¿Estamos frente a un nuevo modelo de producción de medicamentos?
Las compañías farmacéuticas creen que no. Pero los investigadores involucrados en el proyecto piensan que las cosas pueden llegar a cambiar.
La discusión en este campo ha generado polémica en los últimos años. Y como ha crecido la demanda por vacunas para la meningitis en distintas partes del mundo -incluido Estados Unidos y Europa- el mercado se ha vuelto especialmente lucrativo.
Otro camino
Científicos crearon la vacuna valiéndose de un nuevo sistema de producción modular.
De hecho, una compañía farmacéutica, Sanofi Pasteur, obtuvo ganancias cercanas a los US$620 millones el año pasado gracias a las ventas generadas por una vacuna contra esta enfermedad. Y dado que quienes desarrollan los productos son mayoritariamente conglomerados privados, muchos de los nuevos medicamentos tienen precios inalcanzables para quienes viven en países subdesarrollados.
Fue por ese motivo que un grupo de científicos y académicos buscó un camino alternativo para producir la vacuna trabajando junto a una organización no gubernamental llamada Path que está vinculada a la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Lo habitual es que las multinacionales farmacéuticas desarrollen medicamentos para ser vendidos en mercados rentables.
En algunos casos, algunos de esos medicamentos llegan al mundo en desarrollo a precios subsidiados por gobiernos u organismos internacionales.
Pero en esta ocasión la nueva vacuna contra la meningitis siguió una ruta distinta.
La iniciativa llamada Meningitis Vaccine Project buscó empresas especializadas en cada uno de los procesos tecnológicos requeridos para producir la vacuna.
También negoció acuerdos de propiedad intelectual con cada uno de los involucrados en el proceso y trabajó en conjunto con un fabricante que estaba orientado a diseñar vacunas más económicas.
El resultado: una vacuna cuyo costo de producción es de casi US$0,4 conocida como MenAfriVac que será utilizada em Nigeria, Mali y Burkina Faso en una primera etapa.
Nuevo método de producción
Según Marc LaForce, encargado de la iniciativa, al comienzo hubo intentos por convencer a las grandes empresas farmacéuticas para que desarrollaran la vacuna a bajos costos, pero no fue nada fácil.
Las farmacéuticas critican lo que tarda producir la vacuna.
"No hubo mucho interés en conversar sobre los montos que nosotros estábamos considerando". Entonces los investigadores decidieron probar un método basado en la integración de distintos módulos productivos como si se estuviera armando un rompecabezas. Es por eso que ahora LaForce y otros investigadores plantean que se pueden crear vacunas a costos tan bajos como US$0.2 por dósis para otro tipo de enfermedades, como la Fiebre Tifoidea.
"Mucha gente era escéptica sobre los resultados de este proyecto. No creían que las tecnologías podían venir de distintos lugares y que la manufactura se podía realizar en otro", dijo el director ejecutivo del Serum Institute, la empresa india encargada de ensamblar los distintos componentes y fabricar la vacuna.
"El costo no es real"
Apenas fueron dados a conocer los resultados del proyecto surgieron críticas de algunas multinacionales. Rino Rappuoli, jefe de investigación de Novartis Vacunas, no es partidario del nuevo método de producción porque requiere demasiados años.
"Los costos de la vacuna no son reales si consideramos toda la gente que murió durante los años de investigación".
Por eso cree que una mejor solución habría sido trabajar con tecnologías ya establecidas y un poco más caras con el objetivo de desarrollar una vacuna para África.
Mientras la discusión continua, los 21 países africanos más afectados por la meningitis, esperan que la nueva vacuna llegue a sus consultorios.
Sin embargo, la falta de recursos, implica que sólo en tres países se realizarán campañas nacionales de inmunización en el futuro cercano.