jueves, 4 de marzo de 2010

El miedo sustenta a la industria farmacéutica

Rebelión (España) 02-03-10

El neumonólogo alemán Wolfgang Wodarg ve un paralelo entre la industria farmacéutica y la bélica: ”Ambas viven del miedo” Si en una la amenaza terrorista aumenta los presupuestos de defensa, en la otra las pandemias hacen fluir el dinero.
Este especialista en salud pública y ex diputado (de centro izquierda) es autor de la moción que en el Consejo de Europa cuestiona a la Organización Mundial de la Salud de exagerar la alarma de pandemia de gripe A (H1N1) en beneficio de la industria.
Como líder del subcomité de Salud de la asamblea Parlamentaria del Consejo, principal organismo de derechos humanos de Europa, Wodarg pidió que se realizaran investigaciones Cuando terminó su mandato le pasó su iniciativa al inglés Paul Flynn, quién redactará el pedido y producirá un informe antes de junio. He aquí algunos tramos de su entrevista telefónica con el diario Folha de San Pablo, desde Estrasburgo.
Folha: ¿Qué es lo que usted espera de la investigación en el Consejo de Europa?
W.Wodarg: Hacer algunas recomendaciones a los gobiernos y requerir más pruebas científicas.
F.:¿ Será elevado el tema al Parlamento europeo?
W.W.: Tienen interés, he recibido algunas llamadas telefónicas y debo encontrarnos con algunos eurodiputados. Sería importante porqu el Parlamento es responsable del instituto que aprueba la venta de productos farmacéuticos.
F.: ¿De modo que así habría medidas con fuerza de ley?
W.W.: Sí, pero además ahora en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, hay parlamentarios nacionales enviados por sus países. Es decir que habrá discusiones en varios países.
F.: ¿Cuándo se dio cuenta que había algo equivocado?
W.W.: Cuando en marzo comenzaron a llegar noticias de México, comencé a inquietarme con lo que se estaba publicando en Alemania. En julio dije en el Parlamento que la gente no necesitaba vacunarse. Pero estábamos en campaña electoral cuando todo lo que dice un político es visto como parte de su propia promoción. Luego de no ser reelecto me libré de ese preconcepto. Finalmente se trataba de hechos no de política. Y en mis últimas semanas en el Consejo de Europa aproveché para reiterar la moción y pedirle a Paul Flynn que la llevase adelante. Insisto en que el Consejo de Europa es una institución muy importante, aunque muchos gobiernos lo gnoren. Somos una institución vinculante en Europa.
F.: Los gobiernos europeo, ¿seguirán la orientación de la OMS, al comprar vacunas o también tendrán sus propios intereses?
W.W.: Muchos creen que los gobiernos actuaran beneficiando a sus industrias (farmacéuticas), pero no veo una vinculación directa. Se trata de organismos nacionales de salud, cuyos científicos siempre quieren colaborar con la OMS y encontrar gente importante que apoye sus investigaciones y tal vez un buen empleo en el futuro. La relación público-privada es muy importante para la carrera de muchos de ellos y eso ha influido indebidamente en la salud pública.
F.: La OMS argumenta que las asociaciones son importantes para el desarrollo de estrategias y análisis ¿Hay alguna alternativa?
W.W.: El papel de las asociaciones público-privadas es una cuestión clave en la política. La oms es una organización de salud pública mundial que hizo durante décadas un excelente trabajo, erradico la viruela y hace unos diez años comenzó a asociarse a las grandes industrias farmacéuticas. Esas empresas tienen un presupuesto enorme, pueden comprar el trabajo de los institutos puesto que patrocinan las investigaciones. Muchos científicos, muchas carreras dependen de eso.
F.: Novartis acaba de anunciar ganancias record.
W.W.: He visto los resultados de la investigación farmacéutica en Alemania. Tuvieron unas ganancia promedio apenas menor que la de la industria militar. ¿Existen semejanzas entre ambas, no? Ambas viven del riesgo y de la amenazas a la gente. Una necesita del terrorismo, la otra de la pandemia.
F.: ¿Como afectan esas alertas a la gente?
W.W.: Me parece que mucha gente esta ignorando ya esas alertas. Muchas personas no se vacunaron y eso me despierta cierto optimismo.
F.: ¿No existe el riesgo de que la gente ignore una amenaza real entre tantas alarmas?
W.W.: Sí, pero si tiene una amenaza de pandemia por año, nadie la cree. Uno tiene que ser selectivo. La anterior definición de pandemia era mucho mejor, nada inducía a usarla todos los años. Ahora cualquier gripe común es una pandemia.
La antigua definición decía que tenía que ser una enfermedad difundida pero con un alto índice letal. La gravedad era tenida en cuenta. Actualmente ha sido excluida de la definición. Puede ser una gripe leve, pero porque alguien viajó a otro país y la “exportó” ya cunde la alarma.
F.: ¿no hubo casos similares en el pasado? Como el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) o la gripe aviaria (2006)?
W.W.: Eso fue diferente. Con el SARS no había vacunas y la enfermedad era muy letal