sábado, 1 de octubre de 2016

Países americanos acuerdan mejorar acceso a medicamentos de alto costo


 El Litoral.com (agencia EFE), 1 de octubre de 2016

Edición completa del día

Encuentro de la OPS
 
Los países americanos acordaron hoy en Washington una serie de medidas para mejorar el acceso a medicamentos y tecnologías de alto costo en la región, con el objetivo de que los sistemas de salud sean sostenibles.

El acuerdo lo alcanzaron hoy los ministros de Salud de los países del continente en el 55 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con sede en la capital estadounidense.
El objetivo es ayudar a los países de la región a identificar las políticas que mejoren el acceso a dichos productos sin caer en gastos excesivos para los presupuestos de salud.
En 2010, los países de América Latina y el Caribe gastaron una media del 7,65 % del producto interno bruto (PIB) en sanidad y, de esa cantidad, el 1,7 % correspondió a medicamentos.
Muy frecuentemente, advierte la OPS, el gasto en medicamentos constituye el porcentaje más grande del costo de tratamiento y atención.
Por ejemplo, el coste de medicamentos para el tratamiento de pacientes con VIH representa el 75 % del coste total de atención de estas personas.
El nuevo marco de acción insta a los países a trabajar juntos y a adoptar medidas como políticas farmacéuticas y marcos legales para la regulación del sector y para promover la transparencia de precios.
Además, llama al “fortalecimiento del sistema regulador” para garantizar la calidad de los medicamentos y mejorar la utilización de los mecanismos de compras conjuntas de estos productos, como el Fondo Estratégico y el Fondo Rotatorio de la OPS.
Estos mecanismos, a través de la consolidación de la demanda, obtienen medicinas, vacunas y otros productos médicos de calidad a precios más bajos para los países miembros.
El nuevo acuerdo pide también dar prioridad al uso de medicamentos genéricos “seguros, eficaces y de calidad”, y evaluar de forma rigurosa el coste-efecto de las nuevos productos médicos para incorporar solo aquellos que representen un valor añadido para mejorar la salud de los pacientes.
“Debemos desincentivar la demanda inapropiada de medicamentos y tecnologías sanitarias que son costosos e ineficaces, o que no ofrecen beneficios suficientes sobre alternativas menos costosas”, afirmó James Fitzgerald, director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
“El uso de medicamentos genéricos nos permite ahorros significativos sin comprometer la calidad de atención”, agregó.
El nuevo marco de trabajo acordado busca promover el acceso a medicamentos a través de la entrada al mercado de productos genéricos de calidad una vez que venzan las patentes, algo que puede incentivar la competencia entre la industria y reducir los costos.
Otro de los puntos que aborda el nuevo pacto es la regulación de la publicidad farmacéutica y el establecimiento de códigos de conducta que guíen el comportamiento ético de los visitadores médicos farmacéuticos.
Además, plantea la necesidad de trabajar junto con el sector farmacéutico para mejorar la transparencia y el acceso a la información sobre los costes de la investigación y desarrollo para evitar el derroche y lograr así que sean más asequibles los medicamentos y otras tecnologías sanitarias.