martes, 18 de octubre de 2016

Médicos Sin Fronteras rechaza un millón de vacunas gratis

Médicos Sin Fronteras rechaza un millón de vacunas gratis

Esta es la razón por la que la organización ha rechazado la donación de un millón de vacunas contra la neumonía

Médicos Sin Fronteras no quiere la caridad de una de las mayores farmacéuticas del mundo. En un movimiento sin precedentes, la organización rechazó la semana pasada la donación de Pfizer de un millón de vacunas contra la neumonía. Y algunos se preguntan, ¿por qué una oenegé ha repudiado una ayuda que salvaría la vida de miles de personas?
Ni más ni menos que por principios.
Según el periodista James Hamblin, Pfizer ingresó el año pasado 6.245 millones de dólares gracias a su vacuna contra la neumonía llamada Prevnar 13. Teniendo en cuenta que la neumonía es la causa principal de muerte infantil, la vacuna de Pfizer se convierte automáticamente en un bien preciado que se recomienda administrar a todos los niños del mundo.
Y su eficacia está más que demostrada. Desde que se introdujo en EEUU los casos de neumonía estreptocócica severa bajaron en un 88%. Sin embargo, hay un problema: la vacuna de esta farmacéutica es única en el mercado y su tecnología está protegida por patentes que hacen imposible que ninguna otra compañía pueda sacar al mercado algo parecido.
Su singularidad convierte a Prevnar 13 en un negocio muy rentable para Pfizer, que llega a cobrar más de 60 euros por dosis en países como Marruecos, Grecia o Túnez. Un negocio construido sobre la salud infantil contra el que MSF lleva años luchand o .
La singularidad de Prevnar 13 permite a la farmacéutica cobrar más de 60 euros por dosis en países como Grecia, Marruecos o Túnez.
Desde que la vacuna se introdujo en 2009, MSF ha intentado tenerla en sus manos pero su precio siempre ha sido demasiado elevado para una oenegé. Ahora que la farmacéutica se la ha regalado, la organización no ha querido aceptar el agasajo.
Jason Cone, director ejecutivo de MSF en EEUU, ha explicado a Hamblin que las donaciones de farmacéuticas son ineficaces para resolver problemas gran magnitud. “Al dar gratis la vacuna contra la neumonía, las corporaciones farmacéuticas pueden usar esto como justificación para que los precios se mantengan altos para otros, incluyendo otras organizaciones humanitarias y países en desarrollo que no pueden acceder a la vacuna”.
Es decir, a corto plazo las personas bajo los cuidados de MSF se beneficiarían de las vacunas, pero a largo plazo esto traería problemas para los demás. Además, aceptar una donación de este calibre supone aceptar el statu quo del mercado de salud en el que los intereses de los monopolios farmacéuticos están por encima de las personas.
Al dar gratis la vacuna contra la neumonía, las corporaciones farmacéuticas pueden usar esto como justificación para que los precios se mantengan altos para otros, incluyendo otras organizaciones humanitarias y países en desarrollo que no pueden acceder a la vacuna
Por supuesto, desde Pfizer se han mostrado sorprendidos por la decisión de MSF al considerar que “sugerir que las donaciones no son valiosas desafían la lógica”. La portavoz de la compañía, Sally Beatty, le comentó a Hamblin que “Pfizer está comprometido en hacer vacunas a disposición del mayor número posible de personas”.
Sin embargo, cuando el periodista le preguntó si estaban dispuestos a bajar los precios de la vacuna para facilitar el acceso de las oenegés a la misma, la portavoz le contestó un aséptico “estamos explorando activamente una serie de nuevas opciones”.

nota original http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/Medicos-Fronteras-vacunas-gratuitas-farmaceutica_0_1848415164.html

nota de MSF http://www.doctorswithoutborders.org/article/there-no-such-thing-%E2%80%9Cfree%E2%80%9D-vaccines-why-we-rejected-pfizer%E2%80%99s-donation-offer-pneumonia