lunes, 17 de octubre de 2016

Argentina: rige normativa que otorga patentes extranjeras de forma acelerada

 
A partir del sábado 15 de octubre comenzó a regir la resolución Nro. 56/ 2016 del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), que flexibilizó la modalidad del otorgamiento de patentes, favoreciendo a las empresas extranjeras.
La medida deberá aplicarse por parte de los examinadores de patentes argentinos quienes podrán a solicitud de los propios abogados de las empresas pedir la concesión de una patente que otra oficina (EEUU, Europa) haya otorgado en otro territorio.
La Administración de Patentes solamente deberá realizar una búsqueda en el país y asegurarse que las reivindicaciones presentadas en Argentina posean un alcance igual o menor que la otorgada en los otros mercados.
Esta resolución abre la puerta al patentamiento acelerado “Fast Track” de solicitudes que en el caso de Argentina son un 85% ingresadas desde el exterior, lo que se denomina “importación” de patentes.
Según diputados de la oposición mientras la Ley de Patentes N 24.481 “obliga al INPI a realizar un examen de fondo en toda solicitud de patentes” de medicamentos, “la resolución INPI 56/2016, permite que dicho organismo omita el examen de fondo y considere válido el examen realizado por una oficina extranjera”.
Por su parte, los laboratorios observan de manera muy crítica las consecuencias directas de esta inicitiva pero, además, ven en la resolución del INPI un primer paso para terminar de habilitar la discusión de patentes, deseo histórico de los laboratorios extranjeros para ingresar fuerte al mercado nacional.
CILFA, cámara de laboratorios nacionales presentó un recurso administrativo ante el INPI para frenar la resolución 56 que para los laboratorios nacionales implica convertir al organismo en “una mesa de entrada” para patentes “importadas y express”.
La cámara de los laboratorios extranjeros, CAEME, defendió la resolución al afirmar que “la Argentina tiene los estándares más restrictivos de la región y de muchos países del mundo” para la obtención de las patentes industriales.
CAEME en un comunicado aseveró que “es  total y absolutamente respetuosa de las decisiones administrativas tomadas por las autoridades regulatorios del país” y aclaró que la resolución 56 “es de índole general y no se aplica exclusivamente para la industria farmacéutica”.
El presidente del INPI, Dámaso Pardo, quien fue por 15 años socio de Martinez de Hoz (Hijo) en el estudio de abogados PAGBAM, firmo la resolución 56 para beneficiar a los principales clientes de estos estudios quienes se verán beneficiados a partir de ahora de una resolución que pone en riesgo el acceso a los medicamentos a precios razonables al implantar un sistema de otorgamiento de monopolios de al menos 20 años.
 

Original en 
http://observadorpatentesur.blogspot.com.ar/2016/10/argentina-rige-normativa-que-otorga.html