jueves, 30 de agosto de 2012

la adición de clopidogrel a la aspirina no reduce elriesgo de ACV


Añadir Plavix a la aspirina no ayuda a proteger contra un segundo ACV, según un estudio


La combinación en realidad aumentó el riesgo de hemorragia y muerte en pacientes del tipo de ACV provocado por la hipertensión crónica

Por Steven Reinberg, HealthDay News 29 de agosto 2012

 Añadir el trombolítico Plavix a una dosis diaria de aspirina no es mejor que tomar la aspirina sola para prevenir un segundo accidente cerebrovascular (ACV) en personas que han sufrido del tipo de ACV que por lo general es provocado por la hipertensión crónica, muestra un estudio reciente.


De hecho, la combinación aumentó el riesgo de hemorragia gastrointestinal y muerte, informan investigadores canadienses.

"La terapia antiplaquetaria es el estándar para la prevención de un segundo ACV", señaló el autor del estudio, el Dr. Robert Hart, profesor de neurología de la Universidad de McMaster en Hamilton, Ontario. "Deseábamos ver si combinar dos antiplaquetarios, aspirina y clopidogrel [Plavix], funcionaría mejor y prevendría más ACV".
"Nos decepcionó que la combinación de aspirina y clopidogrel solo mostró una tendencia no significativa en la reducción del ACV", apuntó Hart. "Por otro lado, los dos en combinación produjeron más sangrados y una mayor mortalidad. El aumento en la mortalidad fue completamente inesperado".

"Está claro que los dos fármacos no deben ser utilizados juntos de forma rutinaria en personas con ACV lacunar", añadió.

Los ACV lacunares ocurren en los vasos sanguíneos pequeños del cerebro, y lo más probable es que se deban a la hipertensión crónica. Conforman alrededor de una quinta parte de todos los ACV y son más comunes entre los negros, los hispanos y los diabéticos.
Aunque los ACV lacunares tienden a ser pequeños, pueden causar discapacidad, dependiendo del lugar del cerebro en que ocurran.

El informe aparece en la edición del 30 de agosto de la revista New England Journal of Medicine.
En el ensayo, los investigadores asignaron al azar a más de 3,000 pacientes que habían sufrido un ACV lacunar a una combinación de aspirina y Plavix, o de aspirina y un placebo.

Los pacientes también se asignaron al azar a recibir un control agresivo o estándar de la presión arterial, anotaron los investigadores.

Durante ocho años de seguimiento, la tasa de segundos ACV entre los que tomaban ambos fármacos fue de 2.5 por ciento, frente a 2.7 por ciento entre los que solo tomaban aspirina, hallaron.
La mayor parte de los segundos ACV fueron lacunares, anotaron. En total, el número de segundos ACV en ambos grupos se redujo tres veces, una reducción mayor de la esperada.
Sin embargo, la tasa de sangrado grave fue de 2.1 por ciento en el grupo de aspirina y Plavix, frente a 1.1 por ciento en el grupo de solo aspirina, señalaron los investigadores.
Además, hubo más muertes entre los que tomaban ambos fármacos. En el grupo de aspirina murieron 77 personas, frente a 113 personas muertas en el grupo de aspirina y Plavix, hallaron los investigadores. Los motivos del aumento en la tasa de muerte no se conocen, pero se están investigando, apuntó Hart.
En agosto de 2011, el ensayo se detuvo debido a los resultados. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE. UU., que financiaron el estudio, advirtieron en ese momento que había "pocas probabilidades de un beneficio en favor de la aspirina más clopidogrel [Plavix] [para] el tratamiento del ACV recurrente si el estudio hubiera continuado hasta su conclusión".

La parte de tratamiento de la presión arterial del ensayo continúa, y se ha animado a los pacientes a seguir tomando aspirina sin Plavix, según los NIH.

Las directrices actuales recomiendan aspirina sola, Plavix solo, o aspirina más dipiridamol (Permole) para la prevención de nuevos ACV tras la mayoría de tipos de ACV, apuntó Hart.
No se sabe si una combinación de aspirina y Plavix es eficaz para prevenir otros tipos de ACV, pero se está estudiando, añadió.
"Este hallazgo fue algo sorpresivo, pero no chocante", señaló el Dr. Kirk Garratt, director de investigación cardiovascular intervencionista del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. "Es otro hallazgo decepcionante con los antiplaquetarios. La lección de esto es que no debemos recetar Plavix a los pacientes de ACV lacunares. Los médicos deben prestar atención a estos ensayos negativos".

http://1.usa.gov/Qfqzwr