sábado, 10 de septiembre de 2016

Por qué ahora dicen que las estatinas, los fármacos más usados del mundo contra el colésterol, no son tan malas

9 septiembre de 2016

Las estatinas son una de las medicinas más vendidas en todo el mundo para reducir los niveles de colesterol en la sangre.
Durante las últimas tres décadas, las estatinas han sido los fármacos por excelencia para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.
Millones de personas en el mundo con colesterol alto, pero sin problemas cardiacos, toman de por vida una pastilla de este fármaco para prevenir accidentes cardiovasculares. Este hecho la convierte en una de las medicinas más vendidas en todo el mundo.
Sin embargo, en años recientes, varios estudios médicos resaltaron los efectos nocivos que tomar este popular fármaco tiene para la salud.
Esto ha llevado a miles de pacientes a dejar de tomar estatinas por miedo a los efectos secundarios.
Las estatinas actúan reduciendo la acumulación de placas de colesterol que causan bloqueos en los vasos sanguíneos, al reducir los niveles de colesterol LDL, el “colesterol malo”.
Sin embargo, los efectos secundarios que se le han atribuido a las estatinas en años recientes son numerosos.
Entre estos se encuentra la disfunción eréctil en los varones, la pérdida de memoria, cataratas, problemas renales o hepáticos, dolores de cabeza, diabetes, problemas estomacales, náusea, fatiga e insomnio.
Sin embargo, un estudio publicado este jueves en la revista médica británica The Lancet concluye que esta leyenda negra que ha surgido en torno a la estatina está en parte injustificada.

Efectos secundarios

Los resultados son tajantes al afirmar que “prácticamente todos los efectos secundarios que se atribuyen comúnmente a las terapias con estatinas no están causadas por ellas”.
 
Algunos de los efectos secundarios que se atribuyen a las estatinas son pérdida de memoria, cataratas, problemas renales y hepáticos.
El estudio indica que solo en un número limitado de casos se presentaron efectos secundarios adversos, como dolor muscular.
Y enfatizaron que los beneficios para la salud de tomar las estatinas superan con creces los problemas asociados a sus efectos secundarios.
“Nuestros resultados muestran que la cantidad de gente que previene ataques al corazón y derrames cerebrales gracias a un tratamiento con estatinas es muchísimo mayor que la de aquellas personas que sufren efectos secundarios“, indicó el profesor Rory Collins, de la Universidad de Oxford, quien junto a otros investigadores revisó numerosos estudios existentes sobre el efecto de las estatinas en 10.000 pacientes durante 5 años.

Beneficios para los pacientes

Según el estudio, una dosis diaria de estatina de 40mg redujo los niveles de colesterol en estos pacientes hasta niveles tan bajos como para prevenir 1.000 ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares en gente que había padecido enfermedades de este tipo previamente, y en 500 en gente que se encontraba en riesgo debido a factores como la edad, presión alta o diabetes.
Las estatinas se suelen usar para prevenir ataques cardíacos y derrames cerebrales.
Por el contrario, el número de pacientes que dijeron sufrir dolor muscular fueron de menos de 100.
El profesor Collins se mostró preocupado por el hecho de que muchas personas que pueden beneficiarse del fármaco hayan dejado de tomarlo por miedo a efectos secundarios infundados.
Las afirmaciones engañosas acerca de la seguridad sobre los numerosos efectos secundarios de este medicamento que disuaden a la gente de tomarlo, representan un costo importante para la salud pública”, dijo Collins.
Varias organizaciones importantes de salud ya han respaldado el estudio, entre ellas, la Fundación Británica del Corazón, la Agencia Regulatoria de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud de Reino Unido y Colegio Real de Médicos del mismo país.

Críticas al estudio
La doctora Maureen Baken, que preside el Colegio Real de Médicos de Reino Unido, confía en que el estudio “convenza a los pacientes de que en la mayoría de los casos tomar estatinas es seguro y efectivo y que en la mayoría de los casos, cuando se presentan efectos secundarios, estos son reversibles si se deja de tomar el fármaco”.
La terapia con estatinas suele consistir en tomar una pastilla al día.
Sin embargo, los críticos de las estatinas consideran que hacen falta más estudios independientes sobre los efectos secundarios del medicamento.


http://www.bbc.com/mundo/noticias-37320319