domingo, 8 de agosto de 2010

Advierten sobre los ingredientes ocultos en suplementos vitamínicos

El Nuevo Herald (Estados Unidos) 07-08-10

Cada vez más personas optan por tomar suplementos para bajar de peso, mejorar la condición física o ``tener un mejor desempeño en la alcoba'', no obstante un nuevo estudio advierte sobre la presencia de componentes ocultos que pueden ser un riesgo para a salud.
De acuerdo con una nueva investigación de Consumer Reports, que será publicada en el número de septiembre, existen al menos una docena de suplementos ``sucios'' que los consumidores deben evitar.
''El problema es que en Estados Unidos no hay control sobre los suplementos botánicos ni los ingredientes que contienen porque los fabricantes no tienen que someter evidencia médica ante la Administración de Drogas y Alimentos'', declaró a Efe José Luis Mosquera, médico consultor de Consumer Reports.
Desde el 2008 se han detectado medicamentos y esteroides ocultos en más de 170 suplementos vinculados a problemas cardíacos, cáncer, daños a los riñones, daños al hígado, estado de coma o muerte, según la organización. La investigación señala además la ``falta de supervisión del gobierno'' hacia este tipo de productos, los cuales utilizan más de la mitad de la población adulta en Estados Unidos y cuyo mercado genera ganancias por más de $26,700 millones. El informe señala que debido a la falta de controles adecuados muchos suplementos a la venta están contaminados con metales pesados, pesticidas o medicamentos con receta sin que los consumidores lo sepan. Los doce ingredientes ocultos que pueden representar un riesgo para la salud identificados por Consumer Reports son chaparral, plata coloidal, naranja agria, tusilago, consuelda, escobilla, germanio, celidonia mayor, kava, lobelia, aconita y yohimbe.
La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) había advertido sobre los riesgos de al menos ocho de estos ingredientes previamente, aunque estos avisos no han impedido que los suplementos se sigan vendiendo, según la organización.
Una ley que entró en vigencia a finales del 2007 exige a los fabricantes de suplementos informar a la FDA sobre los efectos adversos graves.
De acuerdo con datos de la FDA citados por Consumer Reports entre el 2008 y el 2009 se registraron 1,359 reportes de efectos adversos graves por parte de fabricantes y 602 por parte de consumidores y profesionales de la salud en Estados Unidos.
El experto señaló que el hecho de que estos suplementos se comercialicen como ``productos naturales'' hace que muchos crean que son inofensivos.
Consumer Reports recomienda consultar a un médico antes de tomar cualquier suplemento