martes, 4 de agosto de 2009

Mayor consumo de antidepresivos ¿ publicidad?

El uso de antidepresivos se duplica en una década y ya hay 27 millones de consumidores, el 10% de la población


El Economista
04-08-09


El consumo de antidepresivos en Estados Unidos se ha disparado en los últimos diez años y en la actualidad hay unos 27 millones de personas que toman algún tipo de psicofármacos, lo que representa ya el 10% de la población.
Así se desprende de un nuevo informe publicado por Mark Olfson, un psiquiatra de la Universidad de Columbia y del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, y Steven C. Marcus, de la Universidad de Pensilvania.
Los consumidores de antidepresivos han pasado de 13,3 millones en 1996 (el 5,4% de la población), a unos 27 millones en 2005 (el 10,12%), de los cuales en torno a la mitad los utilizan para aplacar dolores de espalda, fatigas o problemas para dormir y no para el tratamiento de una depresión.

TAMBIEN ENTRE NIÑOS
Los autores del informe aseguran que el uso de estos fármacos se ha disparado significativamente en todos los grupos sociodemográficos, salvo en el caso del colectivo afroamericano, y también entre todos los grupos de edad, incluidos los niños mayores de seis años.
En el caso de los menores, su uso empezó a caer después de que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) obligara en 2004 a advertir de que el consumo de antidepresivos puede aumentar el riesgo de suicidio entre los menores.
Además, el porcentaje de personas que toma estos fármacos que reciben psicoterapia ha caído del 31,5 por ciento en 1996 al 20 por ciento en 2005, y en torno al 80 por ciento está siendo tratado por un médico en vez de por un psiquiatra, añade el estudio.

AUMENTA EL GASTO EN PUBLICIDAD
Para explicar este aumento tan notable los investigadores enumeran varios factores, desde que es una enfermedad cada vez es más extendida hasta que las autoridades han aprobado en estos años nuevos tipo de de antidepresivos para el tratamiento de la depresión y de diferentes trastornos de ansiedad.
Quizá también se pueda explicar que el consumo de psicofármacos se haya duplicado por el hecho de que el gasto en publicidad de antidepresivos en diez años haya pasado de 32 millones de dólares a 122 millones de dólares.
En el informe también se recogen otros factores, como las numerosas campañas públicas que se han hecho en este tiempo para promover una buena atención sanitaria entre los enfermos mentales y la cada vez mayor aceptación de este tipo de enfermedades entre la población.