jueves, 5 de febrero de 2009

Argentina y los medicamentos mas caros

Hay remedios que aca son hasta 7 veces mas caros que en Europa

Carlos Galvan, Clarin, 5/2/09


Se compararon medicamentos de igual nombre comercial y laboratorio. La gran mayoría resultó más costosa que en España, Francia, Italia y Portugal. Los laboratorios lo adjudican a gastos de comercialización, distribución e importación.

Por: Carlos Galván

Clarín, 5/2/09



Si algún amigo o pariente está por viajar a Europa en estas vacaciones, más que un souvenir pídale que le traiga de regalo una cajita del remedio que necesite. Podría ser, por ejemplo, un envase de 20 comprimidos de Luminal, un sedante y anticonvulsivo del laboratorio internacional Bayer que aquí se comercializa a 20,98 pesos (es decir, $1,04 por píldora). En España, la gragea de ese mismo fármaco se vende a 14 centavos de peso argentino. En criollo: con lo que aquí cuesta una pastillita, en una farmacia española se compran 7.



El de ese fármaco no es un caso único. Lo comprobó Clarín con una serie de medicamentos de acciones terapéuticas diversas y tomados al azar: se compararon productos similares (mismo nombre comercial, principio activo, laboratorio y presentación) a la venta en farmacias argentinas y de España, Francia, Italia y Portugal. En la inmensa mayoría de los casos los precios europeos resultaron bastante más baratos. Algo más asombroso aún si se tiene en cuenta que el poder de compra de los salarios argentinos es muy inferior a los europeos.



"Cualquier fármaco que esté asociado a una marca comercial tiene cerca de un 90 por ciento de posibilidades de salir más caro en la Argentina que en Europa", dijo Federico Tobar, ex coordinador general del Programa Remediar del Ministerio de Salud y consultor internacional en políticas de salud. Y agregó: "Mientras que en toda Europa hay control de precios de los medicamentos, aquí la venta está completamente desregulada. Así, los precios que se cobran son absurdos". Los precios de los medicamentos, recordó Tobar, estuvieron históricamente regulados por el Estado argentino, hasta el año 1993.



También José Charreu, directivo de la asociación que nuclea a los visitadores médicos (AAPM), opinó que el mayor precio de los medicamentos en la Argentina obedece a que la actividad está desregulada. "Como acá no hay ningún tipo de control, los laboratorios pueden fijar el precio a su libre albedrío. Así, los valores van creciendo año a año de manera exponencial". De acuerdo a Charreau, "mientras en la Argentina los medicamentos representan el 30 por ciento del costo total del sistema de salud, en España significan apenas el 20 por ciento. Y en Inglaterra, el 16 por ciento".



Por su parte, Ernesto Felicio, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), que agrupa a los laboratorios de investigación y desarrollo en la Argentina, dijo: "No perdamos de vista que la empresa, en el mejor de los casos, puede fijar los precios de salida del laboratorio. A partir de ahí hay una cadena de comercialización y una serie de márgenes (distribución, farmacias, etc.) que hace al precio final del medicamento. No es lo mismo distribuir un medicamento en la Argentina que en España. Así, un remedio que cuesta a la salida de fábrica 87 pesos, al consumidor le sale 175 pesos".



El legislador Juan Sylvestre Begnis, presidente de la comisión de Salud Pública de la Cámara de Diputados, precisó que "el argentino es el 11° mercado mundial en consumo de medicamentos per capita. Como hay una demanda efectiva, los laboratorios se aprovechan y abusan con los precios. Y eso que pagan un IVA reducido del 10,5 por ciento".



En tanto, el director de Asuntos Públicos para el Cono Sur de Merck, Sharp & Dohme, Raúl Gatica, señaló que "hay varias cosas a considerar al comparar precios. Una, es la estructura de impuestos: en países europeos el IVA es del 6%. Otra, los derechos de importación: nosotros traemos el producto terminado, por lo cual pagamos tasas de importación que impactan en el precio final. El tercer elemento es que los sistemas de salud son completamente distintos que en la Argentina. Acá un porcentaje del descuento que paga el paciente lo absorbe el laboratorio. Estas son las distorsiones que hacen al precio real. Pero son más económicos que en Chile o Perú".



Patricia Vaca Narvaja, diputada y ex subsecretaria de Defensa del Consumidor, trabaja actualmente en un proyecto de ley para regular el precio de los medicamentos. "Deben haber políticas públicas para controlar los precios. La salud no puede ser un bien de mercado", afirmó Vaca Narvaja. Para la diputada la diferencia de precios con Europa "es infernal".La AAPM asesora a Vaca Narvaja en la redacción de ese proyecto. "En el mundo hay diferentes mecanismos para regular los valores, pero una de las alternativas que se podría aplicar en la Argentina es que se tomen precios de referencia en otros países y que se saque una media", explicó José Charreau.



En el Ministerio de Salud no se metieron con el tema. Dijeron solamente que "la política de precios la maneja la secretaría de Comercio Interior". En esa dependencia no contestaron el pedido de información de Clarín



Saludos

Martin