lunes, 8 de junio de 2009

Sin crisis para las pastillas: se venden más tranquilizantes

Julieta Tarrés, Critica Digital 08.06.2009

Los laboratorios facturan un 25% más que el año pasado. Los medicamentos para los sistemas nervioso y digestivo son los que más salen.

A diferencia de otras industrias locales, la desaceleración económica está beneficiando al negocio farmacéutico. La gente sufre cada vez más estrés, ansiedad, ataques de pánico e incertidumbre a causa de la crisis y compra más tranquilizantes. Ése es el motivo por el que las drogas para el sistema nervioso lideraron las ventas durante el primer trimestre del año: llevan facturados 430 millones de pesos. Según el INDEC, en ese período la industria farmacéutica facturó un 25,1% más comparado con los tres primeros meses de 2008. La clave también está en el precio. Aumentaron la mitad que los alimentos.

El negocio farmacéutico le da la espalda a la crisis. Entre enero y marzo recaudó $ 2.587 millones, un 46,2% más que en 2007 y un 104% por encima de lo registrado en el mismo período de 2006, según cifras oficiales. En la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) sumaron los resultados de abril: las ventas del cuatrimestre totalizaron en $ 6.480 millones.

El director de Abeceb.com, Dante Sica, justificó el auge: el índice general de precios al consumidor duplicó al de los medicamentos en los últimos cinco años. Esto quiere decir que los productos de la canasta básica se encarecieron el doble que los remedios. Fuentes del sector explicaron el aumento de facturación con el crecimiento de empleados “en blanco”, que entre 2003 y 2008 entraron a conformar el sistema formal de seguridad social. “Cuando la gente accede a una obra social o a medicina privada compra más remedios. Son insumos de primera necesidad, a veces más urgentes que los alimentos”, opinó el gerente general de un laboratorio multinacional.
Las cifras del ente de medición oficial reflejaron que, además de los ansiolíticos y antidepresivos, entre los medicamentos más vendidos también están listados los que se usan para paliar enfermedades que, en general, se potencian cuando hay crisis. Drogas recetadas y de venta libre destinadas a aliviar dolencias de los aparatos digestivo ($ 405 millones) y cardiovascular ($ 329 millones) se ubicaron en segundo y tercer lugar del ranking comercial.

A contramano con lo que está pasando en el mercado internacional, en donde las ventas de remedios sin receta caen en picada, aquí ocurre lo contrario. “Los medicamentos de venta libre se venden como pan caliente. La explicación es sociológica: la gente tiene menos tiempo para ir al médico y compra lo que tiene al alcance, por su cuenta”, explicó a este diario un ejecutivo de un laboratorio europeo con sede local.

El año pasado, la industria vendió medicamentos en el mercado local por casi $ 10 mil millones. Según cifras de COFA, durante 2008 las farmacias comercializaron 550 millones de cajas en todo el país. De ese total, 412 millones (75%) fueron drogas vendidas bajo receta médica y 138 millones (25%), remedios sin receta. “En la facturación la torta se reparte 90%-10%, respectivamente, porque los productos de venta libre son mucho más económicos que los recetados”, dijo a Crítica de la Argentina Mario Castelli, economista y asesor de la entidad que agrupa a los colegios farmacéuticos provinciales.

El directivo de COFA coincidió con el resultado del informe de Abeceb.com (“El sector farmacéutico en un contexto inflacionario”). Según sus cálculos, en el primer cuatrimestre del año los precios de los medicamentos aumentaron un 7,8 por ciento.
Las perspectivas para el sector son auspiciosas si se toman en cuenta los resultados del último informe de la firma especializada en medir el consumo farmacéutico, IMS. Para 2009 prevé un crecimiento de la industria de entre 2,5% y 3,5% anual. “El impacto negativo por la crisis estaría rezagado entre tres y seis meses en el sector”, estimaron analistas de la consultora. En parte, porque los laboratorios grandes recurrieron a las fusiones y adquisiciones de marcas. El caso más reciente fue el del francés Sanofi-Aventis que le compró 18 etiquetas de venta libre al argentino Gramon.

Las exportaciones también de fiesta
Las exportaciones de medicamentos superaron los 161 millones de dólares (606 millones de pesos) entre enero y marzo, un 27% más respecto del mismo período de 2008. Para las cámaras que agrupan a las empresas farmacéuticas que exportan (CAEME, CILFA y Cooperala) el ritmo de ventas al exterior registrado hasta marzo es la antesala de lo que ocurrirá durante el resto de 2009. El año pasado, las exportaciones facturaron 628 millones de dólares (2.362 millones de pesos). “La crisis global ayudó a la Argentina a ingresar en mercados en los que no tenía presencia comercial justamente porque dejó de venderles a Europa y a los Estados Unidos”, explicó una fuente del sector. Hoy, el 62% de los compradores son países de América Latina. Sin embargo, en los últimos años, la industria local comenzó a atender a clientes no tradicionales interesados en los productos fabricados en el país por sus precios competitivos. El Líbano (u$s 9 millones), Tailandia (u$s 8 millones), China (u$s 7 millones), y Rusia (u$s 5 millones) entre otros.