martes, 30 de junio de 2009

Negocio de medicamentos, una de las causas del golpe en Honduras

El empresario Jorge Canahuati, uno de los que apoya el golpe, tenía el monopolio de los medicamentos en honduras hasta que Zelaya introdujo genéricos.

ANSA 30/06/09

El golpe de estado en Honduras es un "globo de ensayo de los halcones de la inteligencia" de Estados Unidos, lo cual plantea al presidente Barack Obama un "problema interno" y frente a sus pares de América Latina, opinó hoy Estela Calloni, analista y escritora argentina.

La autora del libro "El Plan Cóndor" analizó en diálogo con ANSA la serie de factores internos y externos de Honduras, como la "fuerte" presencia militar norteamericana y los intereses del poder económico local.

Para la investigadora, "Estados Unidos no podía desconocer" el golpe contra Manuel Zelaya, ni "ignorar que llevaban al presidente en un avión" a Costa Rica, dado el control que ejerce en aeropuertos para custodiar la base militar que tiene en Palmerola.

Esa base cuenta con las mejores pistas de Centroamérica, ubicada entre Tegucigalpa y San Pedro Sula.

La analista opinó que el golpe comenzó a gestarse el 24 de junio, cuando el ejército "robó las urnas" de la consulta no vinculante convocada por Zelaya y el embajador norteamericano en el país, Hugo Llorens, "se va el día antes para no estar presente cuando esto sucediera".

Caloni sostiene que el golpe es "un globo de ensayo de los halcones de la inteligencia" norteamericana para determinar "de qué modo se retoma el control perdido en la región".

Agregó que se trata del "peor pasado" de los equipos de inteligencia, entre ellos John Negroponte, el enviado a la región en los 80 para apoyar a los contras en la guerra al gobierno sandinista de Nicarag?a y que era conocido como "El virrey de Honduras".

Acerca del presidente Obama, la periodista e investigadora afirma que hay "dos visiones", una que dio "un guiño previo" al golpe, y la otra que los "halcones usaron esto para poner en una situación difícil" al mandatario, que se comprometió ante sus pares latinoamericanos a tener una relación distinta a la de George W. Bush y a poner fin a las intervenciones en los asuntos internos.

Si Obama no dio un "guiño", se le plantea "un problema interno", pero también una "situación definitoria" frente a los presidentes tinoamericanos, agregó.

Caloni citó como ejemplo cuando la secretaria de Estado, Hillary Clinton, recién asumida, dio un informe de derechos humanos elaborado en los tiempos de Bush y causó "malestar" en mandatarios de la región.

En cuanto a los factores internos, la investigadora recordó que Zelaya tuvo un "fuerte enfrentamiento" con sectores de poder económico por decisiones que además lo alejaron del Congreso, donde nunca tuvo mayoría propia.

Entre ellos, citó las medidas contra el monopolio de la importación de combustibles, que favorecía a Esso, Texaco y Shell, y de armas, que dijo maneja el empresario Jorge Canahuati, además de controlar la comercialización de medicamentos y ser dueño de los dos únicos diarios de Tegucigalpa, La Prensa y El Heraldo.

También irritó a los sectores conservadores y molestó a Estados Unidos, agregó, la intención de construir un aeropuerto internacional en Palmirola, lo que lleva al retiro de la base militar norteamericana allí asentada.