miércoles, 16 de junio de 2010

Pólemica en Australia por los regalos de las compañías farmacéuticas

Un estudio de la Universidad de Sydney analizó los puntos de vista de especialistas médicos y población en general sobre si son apropiados los regalos de las compañías farmacéuticas y solicita terminar con dicha práctica.
Fuente PM Farma (España) 15-06-10


El estudio, publicado en el ‘Internal Medicine Journal’ del pasado mes de mayo, utilizó cuestionarios separados para especialistas médicos australianos y para público general sobre los regalos de las compañías farmacéuticas. En la lista había 23 regalos valorados entre 10 y 250 dólares, tales como lapiceros y ordenadores o actividades tales como cenas y gastos para asistir a conferencias. Se preguntó a los participantes si era apropiado o no cada uno de esos regalos. El público encuestado, encontró que los panfletos de información para los pacientes, las muestras farmacéuticas y las agendas eran los regalos más apropiados para que sean aceptados por los médicos, mientras que las entradas para el cine y los portátiles para uso personal eran los menos apropiados.
Para los especialistas médicos, las muestras farmacéuticas, panfletos de información para los pacientes y los lapiceros eran los regalos más apropiados de aceptar, mientras que un refrigerador para cirugía y un portátil para uso personal eran los menos apropiados.
En general, el público encuestado pareció ser más permisivo que los especialistas médicos acerca de que los doctores acepten regalos de las compañías farmacéuticas.
De acuerdo con el profesor Ian Kerridge, co-autor del estudio, pocos estudios informan de forma tan acurada las actitudes de los doctores y del público hacia lo apropiado de los regalos de las compañías farmacéuticas.
“La base sobre la cual los doctores individuales toman decisiones acerca de la moralidad de aceptar regalos y el grado al cual están de acuerdo con las actitudes del público hacia dar regalos nunca había sido examinado en el contexto australiano”, dijo.
“Esto es particularmente significativo dado que la transparencia y responsabilidad pública son componentes claves de algunas normas sobre prevención de conflictos de interés, incluyendo aquellos del Colegio Real Australiano de Médicos y la Asociación Médica Australiana. Otras normas tales como las del Colegio Americano de Médicos y la Sociedad Americana de Medicina Interna sugieren que los médicos deberían juzgar la aceptabilidad de cualquier regalo de la industria farmacéutica de acuerdo a lo que piensen los pacientes o el público acerca del acuerdo”.
El Profesor Kerridge dijo que el estudio fue también el primero en considerar si la aceptabilidad del público es un criterio apropiado para determinar si los regalos de las compañías farmacéuticas son éticamente apropiados.
“Tanto los especialistas médicos como el público cree que ciertos regalos de las compañías farmacéuticas son apropiados, aunque no otros. Sorprendentemente, hubo una tendencia del público a ser más permisivo que los especialistas médicos”.
“Algunas normas profesionales dan importancia a las actitudes del público general hacia la entrega de regalos. Otras normas dan importancia a la necesidad de transparencia y responsabilidad pública. Sin embargo, preguntamos si la aceptabilidad pública es un criterio apropiado para determinar si es ético otorgar regalos”.
“Nuestro estudio sugiere que debe darse más importancia a la necesidad de independencia de la toma de decisión clínica, con la evidencia empírica indicando que aún los pequeños regalos pueden influir en los juicios de los médicos”.
“Concluimos que es tiempo de eliminar el dar y recibir ítems promocionales entre la industria farmacéutica y profesionales de la salud”.
El estudio fue financiado por una donación del Consejo de Investigación Médica y Salud Nacional de Australia.